Tag Archive for Pukañawi

Cintas de diversos países fueron premiadas en el Festival de Sucre

La Vida en Espera, de Iara Lee

La Vida en Espera muestra la lucha del pueblo saharaui por su territorio l Foto: Difusión

.

Concluyó el último fin de semana en Sucre (Bolivia) la undécima edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, realizada del 17 al 23 de agosto en las salas del cine SAS, Musef, Teatro 3 de Febrero, Alianza Francesa y Casa Capellánica. A lo largo de una semana, el público local pudo ver 69 películas de 25 países y también elegir a sus cintas preferidas.

En la lectura del acta, el jurado, integrado por figuras como Alfonso Gumucio (Bolivia), María Elena Benites (Perú) y Benjamín Ávila (Argentina), entre otros, expresó su deseo de que las instituciones públicas y privadas sigan apoyando el festival. Asimismo, valoraron la importancia del evento, augurándole larga vida y cada vez más público.

Traigo Conmigo, de Tata AmaralTraigo Conmigo (Trago Comigo, en su título original), de la directora brasileña Tata Amaral, ganó el premio Pukañawi al mejor largometraje en competencia. De acuerdo con el jurado, la película utiliza una “representación teatral inteligentemente articulada con testimonios reales” en que “se logra reflexionar y visibilizar el periodo de dictadura militar en Brasil y su secuela de olvido”.

Aún en la categoría de largometrajes, se decidió otorgar tres menciones especiales. La tercera mención fue para la sudafricana Miners Shot Down – Mineros Derribados, del director Rehad Desai; la segunda para Los Años de Fierro, del mexicano Santiago Esteinou; y la primera para El Patrón, Radiografía de un Crimen, del argentino Sebastián Schindel.

Entre los mediometrajes, La Vida en Espera: el referéndum y la resistencia en Sahara Occidental (Estados Unidos/Sahara Occidental), de la documentalista y activista brasileña Iara Lee, ganó el Pukañawi, “porque muestra con eficacia y compromiso la lucha del pueblo saharaui por recuperar los territorios de su nación ocupados por la fuerza militar de Marruecos”. La mención especial en este apartado se quedó con Aún Tibet, del español Miguel Ángel Cano.

Jambo Amani?, de Unai AranzadiTambién la sección de cortometrajes tuvo un premio y una mención especial. El primero cupo al film español Jambo Amani?, de Unai Aranzadi, del cual se destacó el montaje, el sonido y la fotografía, para representar “el esfuerzo de un grupo de ex combatientes de las milicias del Congo por vivir en paz y buscar un mejor futuro”; la otra distinción se quedó con el documental boliviano La Vida es Mucho Más, de Frairiver Carbajal y Jhaqueline Dávalos, que refleja la vida de un joven alteño.

Finalmente, y de manera inusual, la votación por el Premio del Público quedó empatada, de tal suerte que este fue dividido entre dos films españoles: La Lucha Continúa, de Raúl de la Fuente, que aborda la problemática del sistema público de salud en Mozambique; y El Poder de la Música, Más Allá de Mozart, primer documental del realizador Joan Montón.

Organizado desde hace más de una década por el Centro de Gestión Cultural Pukañawi, bajo la dirección de Humberto Mancilla, el festival es un evento consolidado de exhibición y difusión de valiosas películas de todo el mundo. Asimismo, es también un importante espacio de formación con sus talleres y la construcción de la Cineteca y de la Escuela de Cine Documental, cuyos edificios serán erigidos en la ciudad boliviana.

Share

Festival de Cine de los DDHH en Sucre fue un éxito de público

Foto: Los Montoneros de Méndez se presentaron en el cierre l Foto: Aldea Cultural

La novena edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, concluida el último fin de semana en Sucre (Bolivia), arrojó excelentes números en cuanto a la cantidad de público registrada, con más de 5.000 personas que asistieron a las salas en los seis días que duró el evento, sin contabilizar las que acudieron a ver las cintas ganadoras, en la última jornada.

Tanto el Teatro 3 de Febrero como la Alianza Francesa tuvieron varias funciones a sala llena, así como ocurrió en algunas proyecciones llevadas a cabo en otras sedes. Asimismo, el festival dejó como legado la realización de cinco cortometrajes, producidos por cerca de una veintena de estudiantes de varios países, que participaron del Taller Iberoamericano de Cine Documental (Tidoc). Dichos cortos fueron exhibidos al público que se dio cita a la ceremonia de clausura del evento.

Además de las proyecciones de cortometrajes, el acto de clausura sirvió para dar a conocer las películas elegidas por el jurado para recibir el Premio Pukañawi. El jurado, presidido por el cineasta paceño Juan Carlos Valdivia e integrado también por Patrick Vanier (Francia), Humberto Ríos (Argentina), Tammy Clemons (Estados Unidos), Miguel Curiel (Venezuela), Gustavo Rodríguez, Cristina Bubba, Carlos Cordero y Alex Aillón (Bolivia), eligió las mejores cintas entre 84 producciones de 28 países.

La categoría de largometrajes tuvo como ganadores: en Ojo Boliviano, a Tan Cerca, Tan Lejos, de Michel Favre (Suiza, 2012); en Ojo Latinoamericano, a Justicia Para Mi Hermana, de Kimberly Bautista (Estados Unidos, 2012); y en Ojo Internacional, a Himself He Cooks, de Valerie Berteau y Philippe Wities (Bélgica, 2011).

A su vez, el apartado de mediometrajes reservó el Pukañawi / Ojo Boliviano a El Tesoro Blanco y Los Trabajadores de Sal de Caquena, de Katherina Buhler (Alemania, 2011), al paso que en Ojo Latinoamericano el ganador fue La Grandeza del Hombre, de Jana Richter (Alemania, 2011), y en Ojo Internacional, Velingara Thêatre, de Javier Arcos y Javier Janillo (España, 2011), con mención especial para El Caos Silencioso, de Spano Antonio (Congo/Italia, 2012).

Por su parte, la categoría de cortometrajes tuvo un premio para Quiero, de Bernat Gual (España, 2012), mientras la mención especial le cupo a Libre Directo, de Bernabé Rico (España, 2011). También fue distinguida la cinta Agua Bendita, de Octavio Guerra (España, 2013), con una mención a la mejor ópera prima, mientras El Corazón Que Ama, de Wouter Verhoeven (Holanda, 2012), fue la elegida por los espectadores para quedarse con el Premio del Público.

Share

Festival de Cine tendrá su premiación y clausura este sábado

El Che es el personaje principal de la cinta que cierra el festival l Foto: Difusión

.

Llega a su fin la novena edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, llevada a cabo en Sucre desde el lunes y que se extenderá hasta el domingo, con la presentación de las películas ganadoras. Estas serán dadas a conocer la noche de este sábado, en el Teatro Gran Mariscal, durante la ceremonia de clausura del encuentro cinematográfico, que este año tiene la participación de 84 producciones de todo el mundo.

El largometraje elegido para ponerle cierre al festival es el documental La Huella del Dr. Ernesto Guevara, del director mexicano Jorge Denti. Con un sinfín de críticas positivas desde que se estrenó en el exterior, la película está basada en los viajes por América Latina que realizó el joven médico Ernesto Guevara en 1952 y 1953, junto a sus amigos de infancia Alberto Granado y Carlos ‘Calica’ Ferrer, recuperando impresionantes testimonios de aquel que sería uno de los mayores mitos de la historia del continente.

Luego de la exhibición del film, que iniciará a las 17:00, se prevé la realización del acto oficial de clausura del noveno festival, a partir de las 19:00. En la ceremonia, serán dados a conocer los nombres de las películas ganadoras de esta edición, en los apartados Ojo Boliviano, Ojo Latinoamericano y Ojo Internacional. Asimismo, se entregará el Premio del Público a la producción mejor votada por los espectadores en seis días de proyección.

Además de la entrega de los Premios Pukañawi, en una elección que está a cargo de un jurado internacional presidido por el realizador paceño Juan Carlos Valdivia, se llevará a cabo la presentación del grupo Los Montoneros de Méndez, que en casi medio siglo de trayectoria se ha convertido en uno de los más grandes referentes de la música chapaca y boliviana. Con su concierto, se pondrá fin a la gala de clausura del Festival de Cine.

Finalmente, el domingo, serán exhibidas en el Teatro Gran Mariscal las cintas premiadas de esta novena edición: a las 15:00 se proyectará la película distinguida con el Premio del Público, y en seguida las galardonadas en las categorías de Ojo Boliviano (16:30), Ojo Latinoamericano (17:30) y Ojo Internacional (19:00). Como en todas las actividades del evento, la entrada es libre y gratuita, incluso para la ceremonia de clausura.

Share

Se abre la novena edición del Festival de Cine de DDHH

La película El Capital será exhibida en la fiesta de apertura l Foto: Difusión

.

La novena edición del Festival de Cine de los Derechos Humanos, a llevarse a cabo en Sucre (Bolivia), del 22 al 28 de julio, ya tiene todo listo para su inauguración, que se realizará este lunes, a las 19:00, en la sala del Cine SAS. La película que abrirá esta nueva versión del encuentro cinematográfico será El Capital, del director francés Costa-Gavras.

Este año, el festival tendrá 84 películas en su programación, en igual número de funciones. Serán exhibidas producciones de Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Congo, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, India, Irlanda, Italia, México, Nicaragua, Suiza, Tailandia, Uruguay y Venezuela.

La diversidad de temáticas, estilos y nacionalidades hace que el festival sea una oportunidad única para ver un cine diferente y con fuerte contenido social. El evento, consagrado este año a celebrar el Trabajo, la Dignidad y la Vida, tendrá lugar en las salas del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef), Teatro 3 de Febrero y Alianza Francesa, además de otros espacios alternativos, como el Instituto Psiquiátrico Nacional, la Cárcel de San Roque y diversos centros de formación.

Además de las proyecciones, el festival está lleno de actividades paralelas, como charlas maestras con los realizadores Juan Carlos Valdivia, Humberto Ríos y Verónica Córdova, el concierto de Tincho Castillo Cuarteto y la exposición en homenaje a Miguel Alandia. Asimismo, concluirá también el Taller Iberoamericano de Cine Documental (Tidoc), realizado desde hace más de un mes con productores y estudiantes de las más diversas nacionalidades.

La ceremonia de clausura del noveno festival está programada para el sábado 27, en el Teatro Gran Mariscal, con la proyección de la cinta La Huella del Dr. Ernesto Guevara, del cineasta mexicano Jorge Denti. Esa noche también se conocerán los ganadores de los Premios Pukañawi, elegidos por un jurado integrado por once personalidades de Bolivia y del exterior.

Para este lunes, además de El Capital, se exhibirán diferentes producciones desde las primeras horas del día, en los distintos escenarios de la ciudad, como es posible ver en la programación adjunta. Tres de las películas que hacen parte de la primera jornada del festival son Los Ojos de Dante, corto del español Gonzalo Gurrea Ysasi, Más Náufragos Que Navegantes, largometraje del brasileño-uruguayo Guillermo Planel, y La Bala No Mata, mediometraje de la boliviana Gabriela Paz Ybarnegaray.

En vísperas del inicio del festival, ALDEA CULTURAL aprovechó para conversar con los dos directores. Gurrea habla sobre la experiencia de haberse internado en una cárcel venezolana para mostrar el trabajo de un artista. A su vez, Planel comenta sobre su película, en la cual entrevistó diferentes personalidades acerca de los derechos humanos en América Latina, mientras Ybarnegaray reflexiona acerca de lo que significó la Revolución del 52.

LUNES 22 DE JULIO

Más Náufragos Que Navegantes
De Guillermo Planel
Brasil l 2013 l 97 minutos l Documental
Proyección: Colegio Sagrado Corazón, 10:30
Los diversos conceptos de derechos humanos en América Latina son discutidos a partir del punto de vista de personajes que son, en algunos casos, protagonistas de la historia contemporánea del continente: músicos, escritores, arquitectos, profesores y gente común que trata de diversos temas que van más allá de lo que tradicionalmente se conoce como derechos humanos.

Los Ojos de Dante
De Gonzalo Gurrea Ysasi
España l 2012 l 6 minutos l Documental
Proyección: Teatro 3 de Febrero, 10:00
Un viaje artístico, una experiencia de vida: una experiencia que cambió su vida para siempre. El documental se adentra en una de las muchas cárceles de Venezuela, para conocerla a partir de la mirada de un artista.

La Bala No Mata
De Gabriela Paz Ybarnegaray
Bolivia l 2012 l 52 minutos l Documental
Proyección: Musef, 10:00
Sesenta años después de la Revolución Nacional, la película muestra a un grupo de personas que sobrevivieron y protagonizaron ese histórico acontecimiento. Gente común que vivió este suceso fundamental en la historia de Bolivia y que ahora tiene alrededor de 70 a 90 años.

Los Descendientes del Jaguar
De Eriberto Gualinga
Ecuador l 2012 l 28 minutos l Documental
Proyección: Colegio Sagrado Corazón, 10:00
La película muestra el proceso de demanda del pueblo indígena de Sarayaku ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos luego de que se entregara de manera inconstitucional el bloque 23 para explotación petrolera durante el gobierno de Lucio Gutiérrez. La entrega de estos territorios irrespeta la norma que indica que se debe hacer una consulta previa a los habitantes originarios del sector.

Ver toda la programación

Guillermo Planel l Director
“Todo viaje a Bolivia es un aprendizaje”

ALDEA CULTURAL (AC). ¿Qué te motivó a realizar este documental?

GUILLERMO PLANEL (GP). La primera motivación para la realización de este trabajo ocurrió en mi participación durante un festival de cine de derechos humanos en Asunción (Paraguay), en 2009. Al presentar una ponencia sobre mi trabajo, que se basa en derechos humanos, comunicación y seguridad pública en Brasil (violencia, tráfico de drogas, criminalización de la pobreza), un participante se sintió ofendido y colocó su argumento de que nunca un asunto relacionado a violencia podría ser relacionado con derechos humanos. Para nosotros en Brasil, la lucha contra la violencia es preponderante, de suma importancia, principalmente por considerar el derecho a la vida como un derecho humano fundamental.

AC. ¿Cómo seleccionaste a los personajes que harían parte de la película con sus testimonios?

GP. Este es un asunto muy interesante, pues este trabajo, desde su idealización hasta su finalización reciente, es independiente, sin ningún tipo de patrocinio, a no ser la ayuda de diversos festivales de cine de derechos humanos en Latinoamérica que me invitaron como jurado en algunos casos, pero principalmente para participar con mi película anterior Viviendo Otra Mirada. Eso me permitió, como en el caso de Bolivia, tener acceso a locales y entrevistas que no conseguiría sin ese tipo de ayuda. Otra forma de obtención de entrevistados fue a través de amigos que consiguieron importantes nombres como Eduardo Galeano, Pérez Esquivel, Oscar Niemeyer, Don Pedro Casaldaliga, Pino Solanas, Taty Almeida y Manu Chao, entre otros. No hay dinero que obtenga entrevistados como ellos, solo con amistad y el reconocimiento del trabajo se consiguen entrevistados tan fantásticos.

AC. La película propone a los derechos humanos como un elemento de integración del continente. ¿Qué tan lejos o cerca estamos de eso?

GP. Creo totalmente en eso, o sea, la diversidad de conceptos, la importancia que cada sociedad le da a cada un de los aspectos de los derechos humanos, ayuda en la construcción de un mosaico multicultural de conceptos de derechos humanos. Cada elemento, de cada sociedad, forma un panel grandioso de unidad latinoamericana, en nuevos ideales, en nuevas directrices de evolución de los derechos de los pueblos, así como los derechos individuales.

AC. Hace dos años, estuviste en el Festival de Cine de Sucre como jurado. ¿Qué recuerdos tienes de esa experiencia?

GP. Esa experiencia fue algo inolvidable. Fueron diez días fantásticos. Yo tengo un cariño muy especial por Bolivia. He estado diversas veces y cada viaje es una experiencia inolvidable, los recuerdos siempre son impactantes de una forma muy positiva. La cultura andina es algo mágico, lo veo como algo muy sagrado. Humberto (Mancilla, director del festival) nos proporcionó un viaje a Quila Quila y al cerro Obispo, en el cual se presentó una orquesta sinfónica de El Alto, que fue una de las cosas más impactantes que he vivido en mi vida. Además está la calidad de las películas y de la gente que participó como un todo en el festival. Deseo retornar a Sucre lo más pronto que pueda. Tengo recuerdos de la última experiencia de este viaje que están presentes muy seguido en mi día a día. Todo viaje a Bolivia es un eterno aprendizaje.

Gonzalo Gurrea Ysasi l Director
“La cárcel es un nido de muchas historias”

ALDEA CULTURAL (AC). ¿De qué trata la película Los Ojos de Dante?

GONZALO GURREA (GG). Se trata de un cortometraje documental en el que, a través de la experiencia del artista venezolano Oscar Molinari, el espectador puede adentrarse en una de las cárceles venezolanas y conocer un poco más de cerca esta realidad.

AC. ¿Cómo y cuándo surgió la idea de hacer este corto documental?

GG. Todo comenzó a raíz de un documental que estaba realizando sobre la obra de Oscar Molinari, un conocido y polifacético artista venezolano. A lo largo de nuestras conversaciones para rodar el documental, Oscar me habló de una exposición fotográfica un tanto particular que realizó sobre los cuchillos que llevan algunos presos y para la cual tuvo que adentrarse hasta el interior de las mismas celdas de una de las prisiones de Caracas. Fue entonces cuando supe que ahí había una gran historia que contar.

AC. El tema de las cárceles ha sido común en varios documentales recientes. ¿Por qué cree que ese tema ha ganado tanta vigencia en la actualidad?

GG. Creo que es un mundo del cual la mayoría de la gente conoce muy poco y que es un nido de muchas historias. Historias de amor, de odio, de venganza, de violencia, de amistad, de redención… En definitiva temas universales que tienen lugar bajo un prisma tan particular como el de la cárcel.

AC. ¿Cómo fue su experiencia rodando en Venezuela?

GG. La parte del documental en que la cámara se adentra en la prisión fue rodada por el propio Oscar Molinari con el fin de tener material de archivo para su posterior obra pictórica. Incluso hay momentos en que los propios presos toman los mandos de la cámara para filmar. Es una de las partes más impactantes del cortometraje.

Gabriela Paz Ybarnegaray l Directora
“En 60 años tal vez una sociedad no cambia tanto”

ALDEA CULTURAL (AC). ¿Cómo surgió en tu cabeza el proyecto de realizar una película en que los sobrevivientes recordaran la Revolución del 52?

GABRIELA PAZ YBARNEGARAY (GPY). Mi padre, Danilo Paz, fue jurado de la tesis de Maestría de Mario Murillo Aliaga, el autor del libro “La Bala No Mata Sino el Destino”. Tuve la oportunidad de leer la tesis y me cautivaron los relatos de las personas que se citaban ahí, quería conocerlos en persona.

AC. ¿Y cómo has hecho para encontrar a esos sobrevivientes? ¿Cuál fue el proceso, todos aceptaron participar?

GPY. El proceso consistió en escoger y retomar algunos de los personajes que se citaban en la tesis. Entablar contacto y amistad con ellos y escogerlos por las distintas proveniencias e historias que podían contar. Todos aceptaron participar, creo que se generó un ambiente de confianza entre el equipo de filmación y los protagonistas.

AC. ¿Qué fue lo que más te llamó la atención al escuchar los relatos de los protagonistas?

GPY. Darse cuenta de que en 60 años tal vez una sociedad no cambia tanto y, sobre todo, llegar a conocer a personas maravillosas, ahora siento que tengo ocho nuevos abuelos.

AC. En el ámbito personal, al hacer este documental, ¿cambió en algo tu visión acerca de la Revolución?

GPY. Aprendí que la memoria es frágil, y que es importante repensar las ideas. Conocí una pequeña parte de los recuerdos de ocho personas específicas, cada una de ellas es un mundo, mi visión no ha cambiado se ha abierto por nuevos caminos que nunca me habría imaginado llegar a conocer.

Eriberto Gualinga
Director l Los Descendientes del Jaguar
“La película tiene mensaje y esperanza”

ALDEA CULTURAL (AC). Coméntanos sobre el conflicto retratado en el documental.

ERIBERTO GUALINGA (EG). Es un conflicto petrolero militar que ocurrió en el 2002 y 2003, en el cual la compañía general de combustibles CGC ingresó sin consulta previa a nuestro territorio. Mi pueblo logró expulsar de manera pacífica a esta compañía.

AC. La película fue rodada en 2012. Actualmente, ¿cuál es la situación del Bloque 23? 

EG. Bueno, en la actualidad el bloque 23 no existe, se han conformado nuevos bloques petroleros para las licitaciones de la denominado 11va ronda de explotación petrolera, en esta 11va ronda el territorio de Sarayaku y parte de la cuenca de Bobonaza han sido sacados de la licitación, presumimos que debido a la sentencia del caso Sarayaku. El argumento que da el Estado es que lo licitaran en el futuro, aun así las demás nacionalidades indígenas están dentro de la nueva licitación petrolera, con mucha resistencia de las nacionalidades, la experiencia de Sarayaku de haber sufrido violaciones a nuestros derechos puede volver a repetirse.

AC. En los últimos años, ¿ha habido una mejora en el respeto a los derechos de los indígenas ecuatorianos o estos siguen muy vulnerables?

EG. El actual gobierno sigue vulnerando los derechos de los pueblos indígenas con más fuerza, hay dirigentes enjuiciados, condenados por terrorismo, aun así la sentencia es importante porque nos hemos unido en base al motivo de que ya una Corte Internacional nos dio la razón.

AC. La cinta ha ganado premios importantes en el ámbito internacional. ¿A qué atribuyes el éxito obtenido hasta ahora en diferentes festivales y premiaciones?

EG. La película siempre es con un mensaje y una esperanza de vida, de algo que estamos defendiendo para no lamentarnos en el futuro, pienso que se debe a esto los éxitos que ha tenido la película; y más que todo es una película dirigida por un realizador indígena.

Share

La mirada extranjera sobre Bolivia animará el Festival de Cine

El litio es el tesoro blanco del cual habla la alemana Katharina Bühler l Foto: Difusión

.

La mirada de diferentes directores europeos sobre Bolivia es uno de los mayores atractivos de la novena edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, que tendrá lugar en Sucre del 22 al 28 de julio de este año en diversas salas de la ciudad. El Corazón Cariñoso, El Tesoro Blanco y Los Trabajadores de Sal de Caquena Tan Cerca, Tan Lejos son algunos de los títulos que permitirán conocer estos puntos de vista arrojados sobre el país.

El Corazón Cariñoso 

Rodado durante once años (de 1999 a 2010) en diez países, el documental El Corazón Cariñoso, del holandés Wouter Verhoeven, es un conmovedor y emocionante viaje de confrontación que muestra el mundo de una manera nunca vista antes. Desde las tierras altas de los Andes, pasando por países como India, Tanzania y Kenia, y llegando hasta la exótica selva de Bolivia, el espectador realiza un excepcional recorrido como testigo de la vida de diferentes personajes que se enfrentan la pobreza cada día. Entonces, poco a poco, el espectador descubrirá que en cada ser humano, rico o pobre, se encuentra un gran potencial.

El Tesoro Blanco y los Trabajadores de Sal de Caquena 

El Salar de Uyuni, en Bolivia, es el lago salado más extenso del planeta y posee a la vez la mayor cantidad de reservas de litio del mundo. Los trabajadores de sal viven de sus tradiciones en una aldea llamada Caquena. La realizadora Katharina Bühler lanza una mirada a la cuestión del litio, el recurso futuro, llamado por la también guionista y directora de fotografía alemana de ‘tesoro blanco’, ese que da nombre a la película. El Tesoro Blanco y los Trabajadores de Sal de Caquena es una coproducción entre Alemania, Bolivia y Suiza, que viene de recorrer diferentes festivales alrededor del mundo.

Tan Cerca, Tan Lejos 

Bolivia, años 50. En la Isla del Sol, en medio del Lago Titicaca, Alberto Perrín filma la comunidad indígena recientemente emancipada gracias a la reforma agraria y a la revolución de 1952. Más de medio siglo después, en 2010, Carmen Perrín, su hija, restituye a los habitantes las películas rodadas por su padre. Ninguna nostalgia, puesto que a pesar de la presión turística, los ritos ancestrales y el espíritu de libertad siguen animando la vida de la comunidad. En Tan Cerca, Tan Lejos, del suizo Michel Favre, una memoria emerge, algunos gestos se reinventan y otros lazos se tejen en el paisaje-santuario: el cine remonta el tiempo.

Share

Arrancó el Taller de Cine Documental de DDHH en Bolivia

El Tidoc abre las actividades programadas por el festival de cine sucrense l Foto: Archivo

.

El Taller Iberoamericano de Cine Documental de Derechos Humanos (Tidoc) ha arrancado en la ciudad de La Paz (Bolivia), con el módulo de Antropología Visual, a cargo de Eduardo López y Édgar Arandia. Estudiantes de Cuba, España, Guatemala, Panamá, Perú y Venezuela, además del país anfitrión, participan del evento, que se extenderá hasta el 28 de julio de este año.

La actividad es la primera que se realiza en del marco del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, cuya novena edición tendrá inicio el 22 de julio, con clausura programada para el 28 del mismo mes. Luego del módulo itinerante en La Paz, el taller se trasladará a Sucre, sede del encuentro cinematográfico, que este año estará dedicado al Trabajo, a la Dignidad y a la Vida.

Además de Antropología Visual, los asistentes al taller tomarán clases de Guión (impartidas por Luis Arce), Producción (Viviana Saavedra), Realización y Fotografía (César Pérez), Sonido (Bernarda Villagómez), Edición (Víctor Villavicencio) y Derechos Humanos (José Luis Gutiérrez). Es un programa completo, que contempla la grabación de cortometrajes al final del curso, bajo la tutoría de experimentados profesionales del cine y de las artes.

El taller es además una excelente oportunidad para poner en contacto a personas de varios países de Iberoamérica, enriqueciendo la experiencia de los participantes. Abel Aronátegui (Panamá), Alejandro Estrella (Cuba), Carolina Rendón (Guatemala), Desirée Rondón (Venezuela), Raúl Cartajena (Perú), Victoria González Serra (Uruguay) y Xiana Yago (España/Ecuador) llegaron desde el exterior a Bolivia, mientras Alan Zambrana, Alina Cuentas, Angélica Rúa y Oscar Paredes conforman el grupo de seleccionados locales.

La realización del Tidoc es posible gracias al apoyo del Programa Ibermedia y de diferentes instituciones, como Amnistía Internacional, Universidad San Francisco Xavier, Universidad Andina Simón Bolívar, Ministerio de Culturas y Turismo, Ministerio de Educación, Gobierno Municipal de Sucre, Consejo Nacional de Cine (Conacine), Cinemateca Boliviana, Aclo, Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (Iepala) y Boliviana de Aviación (BoA).

Share

Festival de Cine de DDHH de Sucre anuncia selección oficial

Café Paraíso es una de las cintas elegidas para esta edición l Foto: Difusión

.

Fue anunciada la lista de 80 películas que harán parte de la selección oficial del noveno Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, a realizarse en Sucre (Bolivia) del 22 al 28 de julio de 2013. De estas, ya se conoce el nombre de 76 cintas, mientras las cuatro restantes serán una sorpresa.

Este año, el festival está dedicado al tema Trabajo, Dignidad, Vida, aunque estarán presentes producciones de los más distintos géneros, siempre relacionadas a los derechos humanos. Asimismo, está previsto llevar a cabo reconocimientos a diversas figuras históricas de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y de la Central Obrera Boliviana (COB).

La selección de películas (ver la lista completa) está compuesta por cortos, medios y largometrajes, los cuales serán evaluados por un jurado que aún no se ha dado a conocer. Las cintas provienen de Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Congo, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, India, Irlanda, Italia, México, Nicaragua, Suiza, Tailandia, Uruguay y Venezuela.

En siete días de festival, el público de Sucre podrá ver producciones como Pequeño Alien, de la bosnioaustriaca Nina Kusturica, Más Náufragos Que Navegantes, del brasileño Guillermo Planel —que fue jurado de la séptima edición—, y El Césped Que Sufre, de la coreanobrasileña Iara Lee, entre muchas otras. Los cinco continentes estarán representados en esta que promete ser una verdadera fiesta del cine.

Como cada año, el festival es organizado por el Centro de Gestión Cultural Pukañawi. Entre las instituciones que apoyan el evento, se encuentran los ministerios de Culturas y Educación de Bolivia, Programa Ibermedia, Amnistía Internacional, Acción Cultural Loyola (ACLO), Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca y el Gobierno Municipal de Sucre.

Share

Festival de Sucre convoca al Taller de Cine Documental

El taller es una de las principales actividades del encuentro sucrense l Foto: Festival

.

El Centro de Gestión Cultural Pukañawi, en el marco de la novena edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos de Bolivia, convoca al II Taller Iberoamericano de Cine Documental de Derechos Humanos (Tidoc), que se llevará a cabo del 17 de junio al 28 de julio de 2013, en Sucre. El evento reúne a docentes y estudiantes de diversos lugares de Latinoamérica y Europa, convirtiéndose en un excelente punto de encuentro y formación para jóvenes de varios países.

La realización de la segunda edición del Tidoc es posible gracias al patrocinio de Ibermedia, que ha aportado con fondos destinados a sus programas de formación; y también al apoyo del Ministerio de Culturas de Bolivia, Amnistía Internacional, Consejo Nacional del Cine, Universidad Andina Simón Bolívar y Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca.

Este año, el Tidoc estará destinado a la formación integral de los estudiantes, colocando el eje de su acción no solo sobre lo específico de su naturaleza, el cine, sino fundamentalmente en situar a los Derechos Humanos como el objetivo primordial sobre toda otra consideración. El festival en el que está enmarcado el evento tendrá lugar en Sucre, del 22 al 28 de julio, con la presencia de cineastas y productores del país y del mundo.

La duración del taller será de 120 horas, de las cuales 80 (cuatro semanas) estarán destinadas a diferentes disciplinas del taller e incluirán las materias teórico-prácticas, así como las teóricas. Los estudiantes deberán cursar todas las materias, ya que no habrá especialización. Por su parte, las 40 horas restantes (en las últimas dos semanas) estarán dedicadas a la producción de los cortometrajes finales.

Para hacer parte del Tidoc, los interesados deben enviar una carta de solicitud, hoja de vida, motivación para asistir al taller y sus proyectos cinematográficos, en caso de que los tuvieran, al correo electrónico de Pukañawi. La fecha límite de envío de solicitudes de beca con la documentación requerida es el 15 de abril de 2013. Mayores informes pueden ser encontrados en el sitio web del festival y en su página en Facebook.

Share

Se cierra la fiesta del cine en Sucre con cintas premiadas y la magia de Wara

Wara encantó al público que colmó el Gran Mariscal en la clausura l Foto: Aldea Cultural

.

Se cerró anoche la octava edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos en Sucre, con la premiación de las películas ganadoras en las categorías de corto, largo y mediometrajes, así como la vencedora al Premio del Público, en votación realizada al final de las proyecciones en cada sala. La agrupación Wara le dio el toque de espectacularidad a la fiesta, cantando éxitos que levantaron al público que colmó el Teatro Gran Mariscal.

Liliana de la Quintana, Alejandro Fuentes, Paolo Agazzi, Raquel Romero, Ana Meléndez, Debra Zimmerman y Pascale Absi fueron los encargados de elegir a las películas merecedoras de los Pukañawi 2012. En cortometrajes, la cinta ganadora fue Jaulas, de David Corroto (España, 2010), “por su temática sobre la mujer y la libertad de elegir sobre su propio destino”.

En la categoría mediometrajes, el premio fue para Distancias, de Mariona Guiu y Lina Badenes (España/Cuba, 2010), por “poseer excelente calidad formal fílmica que se integra plenamente a un discurso argumental ideológico y filósofico”. Asimismo, Comer Bien/Sumaq Mikuna, del colectivo Vecinos Mundiales (Bolivia, 2011), y Autoridad Maya/K’amol B’ey, de Victorino Tejaxún (Guatemala, 2011), recibieron menciones especiales.

Finalmente, entre los largometrajes el premio fue para Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra, de Frauke Sandig y Eric Black (Alemania/Estados Unidos, 2011), “por el tratamiento temático Mujer, Madre, Naturaleza, y el excelente tratamiento narrativo y simbólico documental”. La mención especial en esta categoría ha sido otorgada a Detrás del Tipnis, de Karen Gil (Bolivia, 2012).

También los espectadores que asistieron a las funciones de la octava edición del encuentro eligieron a sus favoritas. En este apartado, el Premio del Público fue para Ovejas Azules, de Noel Gálvez (España, 2011), en cortos; Intervención, Agresión y Secuestro, del Colectivo Chaski Clandestino (Bolivia, 2011), en medios; y Cerro Rico, Tierra Rica, de Juan Vallejo (Colombia, 2011), en largometrajes.

El jurado decidió premiar seis películas l Foto: Aldea Cultural

Uno de los aspectos que realzaron la ceremonia de clausura fue la presencia internacional de tres de los galardonados de esta edición. El director guatemalteco Victorino Tejaxún, que estuvo en todo el festival, subió al escenario para recibir su Pukañawi, al igual que el realizador colombiano Juan Vallejo y el productor canadiense Alan Rackham, ambos en representación del largometraje Cerro Rico, Tierra Rica y radicados en Nueva York, desde donde llegaron para acompañar los últimos días del evento.

Además de la premiación, la ceremonia contó con un homenaje al realizador Jorge Ruiz, las palabras de agradecimiento del director del festival, Humberto Mancilla, el reconocimiento a los jurados y la proyección de la película Wara Wara, el único registro de la era silente en Bolivia. La exhibición fue una gentileza de la Cinemateca Boliviana y fue posible gracias al trabajo de Eduardo López, que se encargó de presentar la cinta.

La fiesta se cerró con un derroche de energía que contagió a todos en el Gran Mariscal. Dante Uzquiano, Omar León, Carlos Daza, George Cronembold, Clarken Orosco, Nicolás Suarez, Juan Carlos Mamani y Félix Arturo Rodríguez hicieron que el público quedara de pie para bailar y luego para ovacionar la notable presentación de Wara, que puso el punto final a esta octava edición.

Todas las cintas ganadoras de las diferentes categorías que hicieron parte del festival volverán a ser exhibidas hoy desde las 15:00, en el mismo escenario, posibilitando que el público pueda ver las mejores películas de esta versión, con entrada libre y gratuita. La próxima cita ya tiene fecha para llevarse a cabo: será del 22 al 28 de julio, cuando Sucre volverá a respirar aires de cine.

Programa del día l Teatro Gran Mariscal 

15:00 Proyección: Premio del Público
16:30 Proyección: películas premiadas en Cortometrajes
17:30 Proyección: películas premiadas en Mediometrajes
19:00 Proyección: películas premiadas en Largometrajes

Más festival: Sitio web oficial l Facebook l Programación l Catálogo

Share

Hoy se conocerán las películas ganadoras del Festival de Cine

Habana Muda es una de las cintas a exhibirse en la última jornada l Foto: Difusión

Esta noche se darán a conocer las películas premiadas en el octavo Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos, en la ceremonia de clausura que pondrá término a una semana llena de impactantes películas y gratas experiencias vividas por los miembros del jurado, invitados y público que asistió a las funciones. Con la apertura de los sobres, se desvelará las producciones galardonadas con los Premios Pukañawi.

El trabajo del jurado ha sido bastante arduo a lo largo de esta semana, ya que deben elegir las ganadoras de los premios en medio a una selección de 55 películas de casi 30 países. Sin embargo, se puede sentir la gran energía y entusiasmo de los miembros que integran dicho jurado y también de los invitados y realizadores llegados desde países como México, Guatemala, Argentina, Francia, Colombia y Estados Unidos, y que le han dado un brillo muy especial a esta versión del evento.

Como nunca antes, Sucre se ha llenado de directores y productores del cine latinoamericano, que por su cuenta han decidido venir a respaldar el festival y seguir las proyecciones y actividades paralelas que se llevan a cabo en diferentes escenarios. Dos de ellos han sido el realizador colombiano Juan Vallejo y el productor Alan Rackham, que llegaron ayer a la ciudad para acompañar la exhibición de su película Cerro Rico, Tierra Rica, filmada el año pasado en las minas de Potosí.

Hoy, la ceremonia contará con un programa especial y la lectura de la nómina de jurados, que elegirán las cintas ganadoras en las categorías de largo, corto y mediometraje. Asimismo, se conocerá el Premio del Público, otorgado a la película que haya obtenido más votos de los espectadores a la salida de las salas. Todas las vencedoras se podrán ver gratuitamente este domingo, a partir de las 15:00, en el Teatro Gran Mariscal, dando la oportunidad al público de disfrutar de las mejores producciones exhibidas en esta octava edición.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia será sin duda el homenaje que se llevará a cabo en memoria del director Jorge Ruiz, fallecido el último martes en Cochabamba. Con ese fin, los organizadores preparan una sorpresa para el cierre, que estará a la altura de lo que ha significado el maestro y pionero del cine boliviano. Asimismo, el director del festival, Humberto Mancilla, reveló que el Archivo de la Cineteca de Derechos Humanos, que se construirá en Rumi Rumi, llevará el nombre del desaparecido realizador.

En la clausura también será presentada la película Wara Wara, estrenada en 1930 y extraviada durante décadas, hasta que la Cinemateca Boliviana –que gentilmente cedió la cinta al festival– recibiera los negativos originales y se dedicara a restaurarla, en una tarea que duró alrededor de 20 años. La película es la única del periodo silente en Bolivia que ha sobrevivido al tiempo, convirtiéndose de esa forma en un formidable tesoro de la cinematografía nacional.

Tanto el homenaje a Jorge Ruiz como la exhibición de Wara Wara, del realizador José María Velasco Maidana, tienen un significado especial para el director del festival, una vez que ambos han nacido en este departamento. “Estamos haciendo justicia a los chuquisaqueños, primero al reconocer al pionero del cine boliviano y luego al presentar por primera vez en Sucre la única película viva de la era silente en el país”, aseveró Mancilla.

Al final de la proyección, el famoso grupo Wara presentará algunos de sus mayores éxitos a lo largo de 40 años de carrera, tras lo cual se llevará a cabo la fiesta de clausura del octavo Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos. Será el broche de oro a un encuentro que ha dejado un sinfín de imágenes del mundo entero y experiencias imborrables para todos los que han participado en él.

Más festival: Sitio web oficial l Facebook l Programación l Catálogo

Share