Tag Archive for Claudia Eid

Claudia Eid presenta una de sus más fuertes e intensas obras

El deseo de (d)ios, de Claudia Eid

La nueva obra de El Masticadero está llena de momentos fuertes e impactantes l Foto: Nona Martínez

Recientemente estrenado en Cochabamba, el espectáculo El deseo de (d)ios se presenta en Santa Cruz este 1 y 2 de diciembre. Serán dos funciones en que el público podrá apreciar la obra de la directora y dramaturga más premiada y destacada del país.  

Read more

Share

Claudia Eid propone un viaje emocional en su nueva obra

El deseo de (d)ios, de Claudia Eid

El deseo de (d)ios está cargada de momentos intensos e inquietantes l Foto: Nona Martínez

Luego de su exitoso estreno en Cochabamba, el más nuevo espectáculo de la galardonada directora Claudia Eid llega a Santa Cruz para dos únicas presentaciones, este 1 y 2 de diciembre en el Centro de la Cultura Plurinacional. 

Read more

Share

El Masticadero estrena El deseo de (d)ios en Cochabamba

El deseo de dios, de El Masticadero

Claudia Eid dirige el montaje que se estrena hoy en el Martadero l Foto: El Masticadero

Discriminación, religión y orientación sexual son algunos de los temas que El Masticadero lleva al escenario desde esta noche. La obra se presenta en el Martadero, hoy y mañana, a las 19:30. Las entradas tienen un costo de Bs 40 (2×1 para estudiantes).  

Read more

Share

Claudia Eid: “Necesito la ficción para caer en la realidad”

Claudia Eid

La directora de El Masticadero estrenará su nuevo montaje en noviembre l Foto: Archivo

Considerada la dramaturga más destacada del teatro boliviano, Claudia Eid alista el estreno de su nueva obra, El deseo de (d)ios, que abordará temas como la sexualidad y la identidad de género. En esta entrevista, la artista habla del espectáculo y acerca de su carrera.

Read more

Share

Espacio Alternativo: una muestra del mejor teatro de autor en Bolivia

Radio Paranoia en Espacio Alternativo

Radio Paranoia se presentó en la primera jornada del evento l Foto: Carlos del Águila

.

Espacio Alternativo arrancó ayer en La Paz con la presentación de las obras Morales, de Diego Aramburo (Kiknteatr), y Radio Paranoia, de Enrique Gorena (La Cueva), ambas aclamadas en los festivales Internacional de Teatro y Off, realizados en abril en Santa Cruz de la Sierra. La muestra paceña, que se extenderá hasta este fin de semana, propone acercar el público a lo más representativo de las tablas bolivianas en la actualidad.

Hoy se llevarán a cabo las presentaciones de Princesas (dirección de Claudia Eid y cuya puesta es llevada a escena por la compañía El Masticadero) y Tamayo (Percy Jiménez, Textos Que Migran). Mientras la primera lleva —con un humor a ratos mordaz— el espectador a reflexionar sobre la identidad de género, la segunda propone una mirada sobre un periodo de la historia boliviana, reconstruida en las tablas en las recientes obras del director.

La muestra tendrá continuidad el fin de semana, cuando será el turno de Drácula (Wara Cajías, Octáfono), Copi (Miguelángel Estellano, Escena Porcina), Romeo y Julieta (Diego Aramburo, Kiknteatr) y Raros (Paola Oña, Iceberg). Espacio Alternativo tiene también como objetivo exportar el teatro boliviano de autor a otros países, razón por la cual programadores de diferentes festivales de Argentina, Brasil, Chile y Colombia se encuentran en La Paz para ver los espectáculos.

Con entradas a Bs 40, las obras se presentan en las salas del Municipal, Nuna, 6 de Agosto y El Desnivel. Para mayor información, es posible visitar el sitio web del festival, donde se encuentran además fotos, notas y toda la programación del evento, creado por artistas independientes bolivianos con el fin de mejorar las condiciones de la producción, circulación y difusión del teatro contemporáneo de autor.

Programación Espacio Alternativo 2015

Programación de la muestra en La Paz y Santa Cruz l Arte: Espacio Alternativo

Share

Muestra Off: once obras con lo mejor del teatro boliviano

Princesas, de Claudia Eid

Claudia Eid presenta su más nuevo montaje esta tarde en Santa Cruz l Foto: Difusión

.

La Muestra Teatral Off, que se realiza paralelamente al X Festival Internacional de Teatro Santa Cruz, es un éxito desde su inicio, el viernes, con la presentación de once obras que traen a la capital oriental lo mejor de la producción escénica boliviana, con grupos como El Masticadero, Fuego, Kiknteatr y La Cueva, entre otros.

Esta sección paralela del festival, que cuenta con el aval y apoyo de la Asociacón Pro Arte y Cultura (APAC) y que se lleva a cabo por tercera vez consecutiva, arrancó con El Perdón, un monólogo dirigido e interpretado por Fernando Arze, quien además dicta el taller El Actor Creador este fin de semana. El sábado fue el turno de Radio Paranoia, donde artistas de la talla de Pedro Grossman y Patricia García subieron al escenario para presentarse ante un público que colmó la sala de Fundarte, donde se realiza la mayoría de las funciones del Off.

Para este domingo, está programada la presentación de Princesas, que reúne textos de importantes autores, mezclados a los de la premiada directora y dramaturga Claudia Eid y de los actores que componen el elenco. Lía Michel, Daniela Gabela, Gabriela Melendres, Isabel Fraile y Álvaro Eid llevan a escena una puesta que reivindica el género, utilizando además el performance y la danza, en un montaje que celebra los 10 años de trabajo de la compañía El Masticadero.

El lunes será de jornada doble. En Fundarte, desde las 17:30, Daniel Aguirre interpreta un monólogo que ya es considerado todo un clásico del teatro boliviano: en 120 Kilos de Jazz el actor da vida al gordo Méndez, un curioso personaje dividido entre su amor por una mujer, por la música y, claro, por la comida. El unipersonal fue escrito por César Brie, el célebre ex director y fundador del Teatro de Los Andes.

A su vez, La santa cruz de Sade, de Diego Aramburo, recoge textos de “La Filosofía en la Alcoba” (del Marqués de Sade) para hacer una fuerte y mordaz crítica a la sociedad cruceña. Estrenado recientemente en medio de polémica y aplausos, el impactante y controversial espectáculo solo es apto para mayores de 18 años, y podrá ser visto también el lunes en el Museo de Historia Regional (calle Junín, frente al Correo Central), a las 22:45. Gabriela Sandoval, Nancy Cronen, Hugo Francisquini, Winner Zeballos, Adriana Lea Plaza y Gisely Ayub conforman el elenco.

Posteriormente, la Muestra Off seguirá con Romeo y Julieta, For Export, Pis, De Cómo Moría y Resucitaba Lázaro El Lazarillo, Desaparecidos y 75 Puñaladas, hasta el domingo 26, cuando concluirá la fiesta teatral. Las entradas a las funciones están a la venta todos los días en el Museo de Arte (calle Sucre esquina Potosí), con precios de Bs 20 para las obras presentadas en Fundarte y de Bs 60 para La santa cruz de Sade, que se mostrará en el Museo de Historia. Más informaciones en el sitio web del evento.

Presentaciones

Fundarte
Calle Teniente Vega, 88 – Informaciones: 701-16982 / 726-11654

Museo de Historia
Calle Junín, 151 – Informaciones: 776-60634 / 732-95969
Para La santa cruz de Sade

Share

Festival Brecht ingresa a su recta final con Desaparecidos

El Baúl Teatro

Los actores de El Baúl Teatro entrarán a escena en el Bertolt Brecht l Foto: Difusión

.

La decimosexta versión del Festival Nacional de Teatro Bertolt Brecht, que se desarrolla desde el viernes en la ciudad de Cochabamba, ingresa a su recta final con la presentación de elencos de La Paz, Sucre y Santa Cruz, además de Brasil. En total, son 14 agrupaciones, cuyas obras se llevan a escena en espacios como el mARTadero, la Alianza Francesa, el Teatro Adela Zamudio y el Instituto Cultural Boliviano Alemán (ICBA).

Hasta ahora, ya se presentaron algunos de los elencos más importantes del país, como el Masticadero, con Princesas, bajo la dirección de Claudia Eid y con actuaciones de Lía Michel y Daniela Gabela, y Teatro Fuego, con For Export, dirigida por Toto Torres y protagonizada por Bernardo Arancibia y Mauricio Toledo. La premiada El Pacto (montada por Fernando Arze e interpretada por Andrea Ibáñez y Bernardo Peña), también ya pasó por el festival.

Entre las propuestas más esperadas de la recta final del evento está Desaparecidos, una adaptación de la obra escrita por la dramaturga cochabambina Claudia Eid, llevada a escena originalmente por el Masticadero y que ahora llega desde Santa Cruz en una versión montada por El Baúl Teatro. Con dirección de Christian Castillo, que además actúa al lado de Mary Carmen Monje, Nicole Iturriaga y Marcelo Sosa, el espectáculo incluye textos de “El Occiso”, de María Virginia Estenssoro.

La obra muestra a tres personajes que tratan de entender el motivo de las desapariciones de sus respectivos padres. La incertidumbre del abandono los une y el sitio se enrarece aun más cuando se identifica la presencia de un cuarto elemento, que solo es visto por Silvia, y que se constituye en el imaginario de los desaparecidos. “Trabajamos desde el concepto de mirarse a sí mismos, por lo que tenemos tres espejos. La propuesta del texto, de que estos personajes están en un lugar indefinido, nos dio la posibilidad de ‘tomar’ espacios, no necesariamente escénicos, convirtiéndose en parte de la visión de la puesta”, cuenta Monje.

Para la actriz, la elección del texto de Eid se debió a que este permite lanzar varias interrogantes. “Nos gustó el poder hablar de padres desaparecidos, nos planteó muchas preguntas: ¿qué pasa con el individuo a partir de los procesos de crianza?, ¿qué sucede cuando estos esquemas de crianza, aparentemente inamovibles, se desintegran?, ¿qué sucede con la

BadenBaden

Los brasileños del Colectivo Baal llegaron el martes a Cochabamba

sociedad en su conjunto? Surge aquí también la incomunicación generacional como factor relevante en los conflictos individuales, en que el ser diferente se convierte en un conflicto”, concluye.

También entre los ‘platos fuertes’ de esta edición se encuentra el espectáculo del Colectivo Baal, proveniente de Florianópolis, capital del estado brasileño de Santa Catarina: BadenBaden busca inspiración en dos obras didácticas de Brecht para establecer un juego vivo y un acuerdo sutil entre el elenco y los espectadores. Durante el montaje, se decide si cuatro aviadores recién accidentados merecen ayuda, provocando a la vez reflexiones sobre la muerte, la pierda y el abandono, entre otros temas. Con dirección de Vicente Concilio y producción de Camila Petersen, la premiada puesta cuenta con un gran elenco de actores que llevan a escena cuestiones como la tolerancia, el individualismo y la pérdida de sí mismo para vivir en sociedad.

El festival —que este año tiene una interesante participación internacional, involucrando a paises como Italia, Chile y Ecuador—, finaliza este sábado, con una programación que hoy incluye las presentaciones de Khimaira Teatro (La Forma del Agua, Alianza Francesa, 19:30) y El Alto Teatro (Peligro, mARTadero, 21:00). Mañana será el turno de El Baúl Teatro (Desaparecidos, mARTadero, 19:30), mientras en la última jornada el público podrá ver a los sucrenses de Títeres Paralamano (Otra Vez Caperucita, ICBA, 11:00) y a los brasileños de Colectivo Baal (BadenBaden, mARTadero, 19:30). Las entradas tienen un costo de Bs 10 a Bs 20, siendo las más baratas destinadas a las obras infantiles y a quienes lleguen a la sala en bicicleta.

Share

Se inicia una nueva edición del Festival de Teatro Bicu Bicu

Fractales, con dirección de Claudia Eid

Fractales es una de las obras a presentarse en el certamen l Foto: Taller de Teatro UPB

.

Tendrá inicio hoy uno de los más tradicionales eventos escénicos de Bolivia. La decimonovena edición del Festival Nacional de Teatro Universitario Bicu Bicu se llevará a cabo desde este martes (7) hasta el sábado 11 de octubre en la Casa Municipal de Cultura Raúl Otero Reiche, en Santa Cruz de la Sierra.

Este año, los participantes son elencos de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA), organizadora del certamen, Universidad Tecnológica Privada de Santa Cruz (Utepsa), Universidad de Aquino (Udabol), Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Universidad Cristiana de Bolivia (Ucebol), Escuela Militar de Ingeniería (EMI), Universidad Domingo Savio y Universidad Nur, todos de las ciudad anfitriona. Además, estarán presentes la Universidad Privada de Bolivia (UPB), de Cochabamba, y Ditirambo, este último en calidad de invitado.

La inauguración del festival se llevará a cabo a las 18:30, con la obra Criminal, montaje a cargo del Teatro Experimental Universitario (TEU), de la UAGRM, y de la compañía cruceña Ditirambo, bajo la dirección de Porfirio Azogue. A su vez, el cierre está programado para el sábado, a las 21:30, cuando se presente el Coro Polifónico Cantar Cruceño, tras lo cual se realizará la ceremonia de premiación.

Además del TEU y Ditirambo, once grupos subirán al escenario de la Casa, entre ellos el Taller de Teatro de la UPB, que busca repetir el éxito de ediciones anteriores con la puesta de Fractales. Recién estrenada en Cochabamba, la obra es una adaptación del texto de Alejandro Ricaño, con dirección de Claudia Eid, asistencia de Daniela Gabela y actuaciones de Anelisse Garret, Carlos Arnez, Fabricio Terrazas, Melany Osorio, Rafael Miranda y Valeria Cruz.

Esta nueva edición del Bicu Bicu cuenta con el patrocinio de los diarios El Sol, El Deber y El Día, además de O&F Industrias Gráficas, Olive Sport, Stigma Producciones y del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra. Las entradas para cada obra tienen un costo de Bs 10 y es posible obtener más informaciones al teléfono 346-4000 (Int. 169) o al e-mail del encargado de Extensión Cultural de la UPSA, Fernando Ascarrunz.

Share

Olvidados: de cuando tienes todo, menos un buen guión

Carla Ortiz, en escena de Olvidados (2014)

Carla Ortiz protagoniza el filme que también produjo y escribió l Foto: Difusión

.

Sí, ya sabemos que estas cosas cuestan —y mucho—, y ese es un motivo más para que se trabajen mejor cuestiones tan fundamentales como el guión.

Estrenada hace una semana en las principales salas bolivianas, Olvidados es una de esas películas que aparentemente lo tiene todo: un buen director (Carlos Bolado, que anteriormente presentó trabajos como Baja California, la excepcional Promises y Solo Dios Sabe), un excelente reparto internacional (en el cual se destacan nombres como Damián Alcázar, Tomás Fonzi y Manuela Martelli), buen presupuesto y gran despliegue publicitario. Lástima que —irónicamente— se “olvidaron” de lo más importante: contar con un buen guión.

Olvidados se propone echar una mirada a uno de los periodos más tristes de la historia latinoamericana, cuando varios países del continente vivían bajo la dictadura militar y en el cual se concertó la Operación Cóndor para reprimir a los opositores. Sería lógico, entonces, encontrar una película fuerte, con un mensaje contundente y que nos permitiera sentirnos en la piel de los prisioneros, así como esa rabia visceral hacia los torturadores. Sin embargo, nada de eso ocurre, ya que la cinta carece de fuerza en los diálogos y de personajes con los cuales uno se identifique.

En efecto, el primero y el mayor de los problemas de esta película son sus pobres diálogos, algunos tan infantiles que uno se pregunta cómo fue que un director tan capaz como Bolado no “metió mano” para mejorarlos. Se nota claramente que Carla Ortiz, productora y coguionista del film y una de las protagonistas, ganó la pulseada con el realizador a la hora de imponer su visión artística. De hecho, su discurso en la cárcel en contra de la intolerancia de ambos bandos y los parlamentos llenos de cursilería que su personaje intercambia con el marido están entre lo peor del largometraje. Le hacen competencia las líneas de Bernardo Peña y Jorge Ortiz, este último en el rol de un oficial de Migración (aunque yo hubiese jurado que estaba viendo al mismo tipo de American Visa) en una subtrama totalmente intrascendente, aunque supuestamente ganara alguna relevancia al final.

La otra grave dolencia del film es la escasa profundidad de sus personajes. No hay uno solo que nos resulte entrañable. Del lado de los represores, demás está decir que, a menos que seas facho, difícilmente te vas a identificar con el protagonista, interpretado por Alcázar, en la piel de un ex militar al borde de la muerte, atormentado por los recuerdos del pasado. Por cierto, me resulta muy difícil creer en un personaje así; o sea, en el general retirado que —¡pobrecito!— no puede estar tranquilo con su conciencia, luego de haber torturado y matado a un sinfín de “subversivos”. Del lado de los guerrilleros, tampoco logro tener empatía con alguno. En una de las escenas peor resueltas de la película, por ejemplo, Andrea (Ana Celentano) cuenta todo sin que nadie se lo pregunte: por qué está en la cárcel, cómo mataron a su marido, cómo lo extraña… Todo tan terriblemente digerido que es imposible lograr cualquier tipo de conexión con ella o con su historia. ¿Cómo se pretende sensibilizar al espectador con palabras en lugar de hacerlo sentir?

Volviendo a las melosas escenas protagonizadas por Carla Ortiz y Carloto Cotta, debo hacer referencia a su contrapunto, uno de los aspectos más extraños de esta irregular cinta: el uso de una excesiva violencia para mostrar las torturas a las que eran sometidos los que eran considerados subversivos. Así, el largometraje se convierte en un monótono festín de escenas que la asemejan más a Hostel, con la diferencia de que esta última es mucho más divertida, porque sabemos que se trata de ficción, mientras que lo que se retrata en Olvidados ocurrió en la realidad. Por esa misma razón, se siente la falta de un tratamiento más acertado, en lugar del recurso facilista de la violencia gráfica. Recuerdo el efecto que causó en mí otra película sobre la dictadura, La Noche de los Lápices (Argentina, 1986), cuyo director, Héctor Olivera, demostró tener muy claro de que, en el cine, menos es más. Es esa la contundencia de la cual carece el film de Bolado, cuyos excesos, lejos de golpear al espectador, lo hastían hasta la indiferencia —algo terrible, considerando el tema abordado.

La propuesta flota entonces entre diálogos muy débiles, algunos más adecuados para una telenovela, y escenas de una violencia que no logra causar el efecto deseado. Desde luego, también hay puntos positivos: una muy buena producción, interesante ambientación y el logro de reunir a un elenco de mucho nivel y experiencia, salvo algunos nombres. Y, si en mi reseña de También La Lluvia hice mención a lo maravilloso que es ver a actores como Alejandra Lanza, Bernardo Arancibia y Glenda Rodríguez, así fuera en papeles pequeños, acá disfruté de las cortas apariciones de Daniela Lema, Claudia Eid y Patricia García. Quiero verlos más a todos. Por eso también es penoso ver una oportunidad como esta desaprovechada: con gran presupuesto y publicidad, Olvidados es una producción que seguramente tendrá buen público en las salas, luego de tantos fracasos del cine boliviano en la taquilla. Era una buena ocasión para reconciliar el público local con su cinematografía, además de arrojar luz sobre un periodo tan oscuro, que merecía una mirada más aguda y una puesta en escena más acertada.

* Este texto analiza tan solo los aspectos artísticos de la cinta. Porque también hay críticos que están más indignados porque la película no es un panfleto a favor de los guerrilleros —muchos de ellos simples terroristas tan sanguinarios como sus verdugos, lo que no disminuye en nada la responsabilidad de los militares por sus crímenes atroces (y sin duda alguna el terrorismo de Estado es el peor y más cobarde de todos)—. Sin embargo, aquí lo único que se analiza, reitero, son los aspectos artísticos de la película, no así los ideológicos.  

Share

Los Infelices: El Masticadero presenta su nuevo espectáculo

El montaje se presenta por primera vez en Cochabamba l Foto: Horus Fotografía

.

Nota y entrevista con la directora Claudia Eid

Este fin de semana se presenta en Cochabamba el espectáculo Los Infelices, llevado a escena por El Masticadero, bajo la dirección de Claudia Eid, que también firma el texto de la obra. El montaje fue estrenado en Sucre durante el Festival Escena Actual, llevado a cabo en mayo.

La obra indaga acerca de la baja autoestima del boliviano, a través de la historia de diferentes personajes —interpretados por Lía Michel, Isabel Fraile, Gilda Benavides y Paolo Mariaca—. Asimismo, algunos de estos también están inspirados en lo que la directora llama de “nuestro pequeño mundo de famosos, entre ellos muchos ‘chantas'”.

Desde hace casi una década, Claudia trabaja al frente de El Masticadero, compañía que conformó el 2005 en Cochabamba, luego de su paso por el Elenco Municipal de Teatro y de Kíkinteatro, en el cual fue además codirectora. Entre las obras montadas durante este periodo, se destacan Desaparecidos, La Partida de Petra y La Carga, esta última ganadora del Premio Nacional Peter Travesí hace tres años.

El espectáculo se presentará el sábado 28 y el domingo 29 en el Teatro Adela Zamudio (Av. Heroínas, casi 25 de Mayo), en Cochabamba. Las funciones se llevarán a cabo a las 19:30 y son aptas para mayores de 14 años. Acerca del vistoso afiche, diseñado por la actriz Lía Michel, la directora cuenta que el conejo es todo un éxito y que también es parte de la obra. “De hecho en el estreno en Sucre después de la función el público pedía prestado al conejito para sacarse fotos (risas) ¡Es un hit!”, asegura.

Los Infelices, de Claudia EidLos Infelices l Ficha Técnica

Texto y Dirección: Claudia Eid Asbún
Género: tragicomedia musical l Duración: 70 min.
Elenco: Lía Michel (Darla), Isabel Fraile (Samia), Paolo Mariaca (Producer), Gilda Benavides (Katira)
Sinopsis: Darla es una escritora de novelas de ficción, hija de un brillante novelista ya fallecido y de una autora de libros de autoayuda. Su madre, Samia, se ha hundido en el olvido de los escritores comerciales, mientras que ella, sin interés de lucrar, se entrega a la escritura de una novela de ficción, que indaga en la baja autoestima nacional, a través de la historia de un boliviano elegido por un concurso para poblar Marte. Samia y su productor ven en Darla la posibilidad de regresar a la fama, inventando una tragedia que los llevará nuevamente a las pantallas de televisión. En medio de esa búsqueda de fama y todo el embrollo que arma su madre, Darla descubre, por una visita a su médico, que está a punto de morir y decide hacer y vivir, todo lo que siempre ha querido, hasta que ya no le quede más tiempo.

Claudia EidClaudia Eid l Directora
“Me inquieta el deseo de fama que se mezcla con
la condición boliviana de no sobresalir en nada”

ALDEA CULTURAL (AC). Los Infelices es una tragicomedia musical recientemente estrenada en Sucre y que ahora se presenta en Cochabamba. Cuéntanos un poco sobre este nuevo espectáculo.

CLAUDIA EID (CE). Los Infelices es una obra que cruza cinco historias, la de una escritora de autoayuda llamada Samia, viuda de un brillante escritor de novelas. Samia está aniquilada públicamente por la baja calidad de su trabajo e intenta regresar a la fama. La segunda historia es la del productor de Samia, que está enamorado de ella e intenta por todos los medios regresarla al estrellato. La tercera historia es la de Katira, una presentadora de televisión que ha cometido varias indiscreciones en un programa de chismes que conducía y por esto debe pensar rápidamente en un nuevo formato televisivo que la ayude a conservar su trabajo. La cuarta historia es la de Darla, hija de Samia, quien también es escritora, pero sigue más la línea de su fallecido padre, y la quinta historia es la de Bolita, personaje boliviano protagonista de la nueva novela de Darla.

AC. En anteriores montajes, hablaste sobre temas como la migración, el miedo, la intolerancia y el desgaste en las relaciones de pareja. En esta ocasión, ¿qué fue lo que te motivó a escribir este texto?

Los Infelices, de Claudia Eid

Foto: Horus Fotografía

CE. La obra nació con la historia de Bolita, un boliviano que postula para el concurso que llevará gente a poblar Marte, es un concurso en desarrollo actualmente y de hecho hay un par de bolivianos que han avanzado bastante en la selección. Pero me inquietaba este deseo de fama que se mezcla con la condición boliviana de no sobresalir mucho en nada, esta baja autoestima nacional que nos frena en emprendimientos y al mismo tiempo nuestro pequeño mundo de famosos, entre ellos muchos ‘chantas’, todas estas inquietudes derivaron en los personajes desviados de la obra.

AC. Al leer los créditos encontramos a Lía Michel, que siempre está presente en tus montajes, acompañada por actores en su primer trabajo con El Masticadero. ¿Cómo fue la composición del elenco y trabajar por primera vez con este grupo?

CE. Respeto mucho el trabajo y trayectoria de Lía Michel y tenemos ya un lenguaje en común por todos los procesos que hemos tenido juntas, por eso siempre la invito a mis obras. En el caso de Isabel Fraile (chilena), la conocí en el elenco mARTadero hace un año y me gusta mucho su trabajo, por eso la invité. Sucede lo mismo con Gilda Benavides y Paolo Mariaca, son actores que trabajaron en el Taller de la UPB y tienen mucho potencial, generalmente invito actores que me gusta ver en escena, así fue la selección. El trabajo con este grupo de actores es muy divertido, me gusta que siempre haya gente nueva, me refresca, prefiero evitar a actores que creen que ya tienen la carrera resuelta, generalmente son los que se estancan y por lo tanto estancan el trabajo. Siempre que un actor reconozca que está en proceso y aprendiendo, de la misma forma que el director, el trabajo se mantiene vivo y es más grato para el público. Pienso que un artista que reconoce sus debilidades es más humano, siempre y cuando no se conforme con estas.

Share