La poeta Valeria Sandi presenta su libro La Luna lleva sal

Valeria Sandi

La autora cruceña presenta su poemario en el auditorio de la Alianza Francesa l Foto: Archivo

La poetisa Valeria Sandi presenta su primer poemario en solitario, La Luna lleva sal, inspirado en la noche y en el satélite que la ilumina. El acto se realizará este 14 de diciembre, en la Alianza Francesa. En esta entrevista, la autora habla de su obra y su proceso creativo.

El próximo año se cumplirá una década desde que la poeta, actriz y gestora cultural Valeria Sandi empezó a escribir sus primeros versos. La presentación de su primer poemario en solitario, “La Luna lleva sal”, parece entonces una excelente ocasión para acercarse a la obra de una de las más activas y prometedoras artistas de la nueva oleada de talentos cruceños.

Con la presentación de su libro, Valeria —que nació hace 25 años en Santa Cruz de la Sierra—, cerrará un año de mucho trabajo, en el cual estuvo sobre todo involucrada con la organización del Taller Permanente de Escritura para Teatro, de Percy Jiménez, y de lecturas de poesía en el bar Martinica, entre otras actividades. La artista es también una de las administradoras de la página Poetas Bolivianos, que ya cuenta con casi 4 mil seguidores y lleva a cabo una labor constante en la difusión de poemas, principalmente de gente joven.

En 2017, Valeria pretende alzar vuelos más altos y, aunque prefiere no comentar aún sobre las invitaciones que ha recibido para presentar su obra, sí anticipa que formará parte del libro de antología de narrativa-poesía “El Tiempo Está Después”, que será lanzado en Uruguay la próxima semana. La publicación es fruto de un taller permanente dictado por Fabián Severo y Paula Simonetti. De hecho, también “La Luna lleva sal” salió a la luz gracias a una convocatoria de Ediciones Jota, de Potosí, en la cual la joven artista fue seleccionada.

“La Luna lleva sal” será presentado este miércoles 14, a las 19:30, en la Alianza Francesa, por el ensayista y profesor del taller de poesía permanente Poetangas, Juan Murillo, y los poetas Gabriel Chávez Casazola y Joaquín ‘Quincho’ Terrazas, con quien Valeria escribió el poemario “Ambidiestros” hace un par de años. Antes, la artista conversó con ALDEA CULTURAL para hablar del libro, su proceso de creación y los proyectos que realiza en distintas áreas.

Para más información, visita la página del evento en Facebook.

Valeria SandiValeria Sandi l Poeta, actriz y gestora cultural
“Las lecturas te llevan a diferentes espacios”

ALDEA CULTURAL (AC). ¿Qué nos puedes comentar acerca de tu primera publicación en solitario, “La Luna lleva sal”?

VALERIA SANDI (VS). Es un poemario que venía trabajando desde hace un tiempo. Siempre tuve afición por la luna. Recuerdo estos fragmentos del poema “Luna”, de Jaime Sabines:

Un pedazo de luna en el bolsillo / es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama / para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.

Por una hoja tierna de la luna / debajo de tu almohada
Y mirarás lo que quieras ver. / Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
Para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte / y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna / en dosis precisas y controladas.

Este poema me hizo clic. En mis caminatas nocturnas la Luna ha ocupado muchas veces un papel tangible, miro esa luz, su forma tan imponente. De noche se van apagando las luces de los pueblitos y de la ciudad, pero no caminamos a oscuras. La Luna está. No es difícil sentirse acompañado. Este poemario es artesanal y sale a la luz gracias a Ediciones Jota (de Potosí), de Nelson Jaliri, quien abrió una convocatoria de poesía y narrativa por su bicentenario; y fui seleccionada para su publicación. El poemario aborda ambos lados, en el que uno acude a ella, también desde la mirada de la Luna, si allí se descargara todo el dolor, la Luna sería de sal.

AC. En tu anterior libro, “Ambidiestros”, la angustia, una ansiosa búsqueda por completarse y el cuerpo —especialmente el corazón, la piel y la sangre— eran elementos presentes en la mayoría de tus poemas. ¿Identificas esos temas como recurrentes en tu obra? ¿En qué medida tu nuevo poemario visita otra vez estos elementos o toma otra dirección?

VS.  Sigue abordando esa temática, pero ahora desde un punto fijo. La noche como despedida, búsqueda del silencio. La Luna como personaje que nos muestra su interior y lo que tiene que cargar en las noches.

AC. ¿Cómo es el proceso de creación de un poema? ¿Hay más inspiración o transpiración?

VS.  Las lecturas te llevan a diferentes espacios, a partir de ello, empieza el interés por dialogar y decir algo, pero sin trabajo solo quedaría en eso. El tiempo del proceso es variable, puede ser largo en la mayoría. A veces se deja reposando la palabra; luego al retorno suelo ser más minuciosa con aquello que tenía fijado, encuentro otros caminos. Acudo más al verso libre, sin embargo sigo explorando. Parte de mi formación se la debo al taller permanente Poetangas, dirigido por el poeta Gustavo Cárdenas y el ensayista Juan Murillo Dencker, quienes nos han compartido el oficio de la palabra. Otros de los poetas que también me han compartido de forma desprendida su conocimiento son Gabriel Chávez Casazola y Paura Rodríguez.

AC. En los últimos años, te desarrollaste como actriz, poetisa y gestora cultural. ¿En qué terreno te sientes más cómoda, piensas priorizar alguno?

VS. Es curioso pues los he llevado al mismo tiempo adelante los tres, ahora se me ve más como gestora y escritora. Creo que todo tiene su tiempo, mientras hacía eso, me formaba en los talleres que organizaba, en otros que he tenido la oportunidad de estar. He tenido una vida poco visible de actriz, sin embargo ha sido muy grato lo compartido en escena, con artistas que admiro mucho. Siempre tengo el pendiente de estar nuevamente más activa en la actuación. Actualmente tengo dos invitaciones importantes que espero desarrollar al año. Estoy en la exploración del performance, de quien he logrado nutrirme del artista multidisciplinario Hector Canonge y formar parte de sus encuentros e instalaciones.

AC. Tus poemas ya fueron interpretados en las tablas, de la mano de la directora y actriz Paola Antezana, en la obra Arrebato, de Chonta Teatro. ¿Te interesa seguir el camino de la dramaturgia o incluso de la dirección?

VS. Sí, mi compañera y hermana Paola Antezana en el 2012 llevó mis poemas a escena con su elenco Chonta Teatro, del Beni, una puesta bien lograda. Ahora justo estoy desarrollando la dramaturgia, he tenido la oportunidad de organizar y estar en los talleres de escritura para teatro que dio el dramaturgo Percy Jiménez. Allí trabajé durante meses una microobra que en su finalización fue seleccionada para una lectura dramatizada en Tía Ñola. Con esa misma, ya pulida, me postulé al género de teatro en ediciones Jota para el año. Y fui seleccionada, a inicios del 2017 será publicada. Sobre dirección, me interesaría abordarlo en el futuro.

AC. Eres una de las administradoras de Poetas Bolivianos y frecuentemente organizas encuentros de poesía y lectura. ¿Se mantienen estas actividades y qué proyectos más tienes para el próximo año, sea en la poesía o en cualquier otra área?

VS.  Pocos saben que administro esa página (risas). Poetas Bolivianos nos ha llenado de muchas satisfacciones, realizamos lecturas mensuales por tres años continuos. En nuestros inicios, en Portofino; luego en la casa que nos ha acogido, Martinica. También hemos organizado un festival internacional de poesía en Roboré, Chochis y Santa Cruz. Ahora nos hemos dado un receso de las lecturas para retomar el 2017. Tres personas administramos la página. Nuestra característica es que cuando nos comparten sus poemas, nosotros lo subimos con nuestro formato y respondemos sus dudas, pero desde el anonimato. Eso para que lo más importante sea el que se genere ese espacio sin importar quien lo haga. Actualmente tenemos el proyecto de continuar con los talleres de escritura para teatro, que dará Percy Jiménez en diferentes niveles y con diferentes objetivos en Santa Cruz. También estamos trabajando con una obra de autoría de mi compañero Quincho Terrazas, que llevaremos a escena. Tengo invitaciones a un par de encuentros internacionales de poesía. Iniciaremos el 2017 con la presentación de nuestro poemario colectivo Poetangas, en un trabajo conjunto con la editorial 4 Nombres Cartonera, dirigida por Christian Avilés, Noelia Arancibia y Ro Felípez. También estuvimos trabajando con Víctor Claros a finales de este año, organizando un taller de Slam Poetry, que dio Percy Jiménez. Nos parece que tiene un sinfín de posibilidades para desarrollar. Estamos con proyectos para el año.

Share
Autor: Sergio Marcio Palacios (299 Posts)

Editor de Aldea Cultural. Periodista, aprendiz de guionista y gestor cultural, apasionado por cine, música, fotografía, teatro y redes sociales. Brasileño de nacimiento y creación, viviendo desde hace casi 20 años en Bolivia.


Posts relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *