De la televisión al cine: la travesía de Relatos Macabros

La serie está inspirada en mitos y leyendas bolivianas l Arte: Senda Visual

.

Una serie de terror y suspenso que reúna historias basadas en mitos y leyendas de Bolivia: esto es lo que propone “Relatos Macabros” (ver Facebook), uno de los proyectos de la productora Senda Visual, creada por el realizador Mirko Álvarez. Radicado desde hace años en La Paz, el director y también guionista sucrense es apasionado por el cine negro y de misterio, como queda evidente desde su primer cortometraje, Réquiem Para Una Noche de Farra, presentado hace un par de años.

El proyecto arrancó con una serie de historias escritas por Álvarez y un grupo de guionistas locales, todas ellas basadas en diferentes mitos de la cultura boliviana, como el khari khari y el lari lari, entre otros. A fines de 2012, la productora incluso llevó a cabo el Concurso Nacional de Guiones Relatos Macabros, que terminó premiando al autor de esta nota, en la categoría Leyendas Urbanas, por su trabajo “La Pasajera de la Muerte”.

Álvarez cuenta que actualmente la serie está en stand by, ya que el formato de coproducción propuesto por los canales de televisión nacionales no es conveniente para los realizadores. Sin embargo, de una de las historias, “Cortes”, ha surgido la idea para un largometraje, que será protagonizado por Érika Andia (¿Quién Mató a La Llamita Blanca?) y cuyo proyecto fue presentado exitosamente en la quinta edición del Bolivia Lab. En esta breve entrevista concedida en La Paz para ALDEA CULTURAL, el cineasta cuenta más detalles acerca de estos relatos macabros.

Algunas de las historias de la serie

Cortes. La llegada de un nuevo párroco al barrio de Villa Lejanía concuerda con el fallecimiento de un indigente, quien muere en extrañas condiciones ya que se le ha extirpado un trozo de piel de su estómago. Todo se complica cuando una segunda víctima sobrevive al ataque y se comienza a barajar la posibilidad de que el responsable de las agresiones es un khari khari.

Horror a 4.000 msnm. Un grupo de jóvenes estadounidenses llega a La Paz. Allí se enteran de los ‘ponchos rojos’ de Achacachi, indígenas caracterizados por sus protestas violentas, y deciden ir a filmar su comunidad. Mientras documentan sus costumbres, ocurre un ataque del lari lari, un monstruo andino que ataca con su larga cola a niños recién nacidos y a personas indefensas, y luego se come partes de estos.

Visiones. Eduardo es un niño que cierto día salva y adopta a un perro callejero, que sin embargo no deja de llorar y ladrar. Al escuchar una historia de que los perros ladran porque ven fantasmas debido a sus legañas, Eduardo quita estas del animal. Pero su curiosidad lo lleva a colocárselas él mismo; sucede lo peor y comienza a ver fantasmas. La interacción con estos es mayor y sin darse cuenta ingresa en un camino sin retorno.

Acampada Mortal. Un grupo de amigos realiza un viaje. Por la noche, acampan y se cuentan historias de terror a la luz de una fogata. Pero una de las chicas es raptada y hecha prisionera en una cueva donde habita un extraño ser, el anchanchu, un vampiro que se alimenta de la sangre de sus víctimas. La carrera por sobrevivir comenzará cuando esta macabra criatura sorprenda al grupo de jóvenes intentando rescatar a su amiga secuestrada.

La Pasajera de la Muerte. En la noche de Todos Santos, Julio, un taxista de mediana edad, recoge a Clara, una joven pasajera vestida de novia. Clara le pide dar vueltas por la ciudad, incluyendo una ida al cementerio. Al final de la carrera, ella le pide que vuelva al día siguiente a su casa, para pagarle. Cuando Julio regresa, solo encuentra al papá de la joven, que asegura que la hija murió hace años.

Mirko Álvarez l Realizador
“No es negocio coproducir con la televisión”

ALDEA CULTURAL (AC). Coméntame un poco acerca de Relatos Macabros.

MIRKO ÁLVAREZ (MA).  Relatos Macabros es el proyecto de una serie, que en el inicio tratamos de desarrollar y enfocar para la televisión. Es así que desarrollamos la serie a fines de 2012 y hemos empezado con ocho guiones. La intención era hacer historias de 44 minutos y, una vez que tuviéramos los guiones base en manos, ofrecer la serie a un canal de televisión para la coproducción. El objetivo era que fuera una serie de terror basada en mitos y leyendas principalmente de La Paz, pero también de otras ciudades. Hemos hecho algunas averiguaciones respecto a los canales en Bolivia y cómo ellos hacen acuerdos de coproducción. Tengo entendido que los canales más importantes dan de Bs 3.500 a Bs 5.000 por capítulo, lo que es poquísimo, ya que cada uno de los mediometrajes que pensamos hacer requiere esa cantidad, pero en dólares (risas). Entonces no es negocio, y ese ha sido el motivo principal por el cual no hemos desarrollado más la serie. A partir de la serie y de mi gusto por el terror y el cine negro policial –que son mis géneros favoritos–, yo he elaborado el guión de un largometraje, que está basado en una de las historias de la serie, sobre el khari khari.

AC.  ¿En qué pie está la serie actualmente?

MA. Como te comento, la serie ha quedado en la congeladora. Nosotros hemos hecho un teaser, que fue algo prematuro, ya que desde entonces ha variado mucho el guión, pero la intención de realizarlo era tener una muestra para conseguir financiamiento. Lo que hice el año pasado fue intentar desarrollar un sistema de crowdfunding local, la intención era que la gente a la que le interesara el proyecto diera un aporte económico a la serie. Hablamos con algunas empresas que nos apoyaron con servicios, pero no ha funcionado tan bien como pretendíamos. También hablamos con empresas para obtener patrocinio, pero es algo complicado si tu producción no tiene una temática social. El año pasado, hemos estado en un laboratorio de desarrollo de proyectos audiovisuales realizado por la Alcaldía; y también estuvimos en el 5º Bolivia Lab y ahí pisamos tierra, ya que estábamos bastante ingenuos y optimistas en que podíamos levantar el proyecto en uno o dos años. A partir de experiencias de gente de aquí y de otros países, vimos que un proyecto se levanta de cuatro a seis años. La idea ahora es seguir con este proyecto y seguir desarrollando otros, para no meter toda la energía en algo, a sabiendas de que se debe seguir un proceso largo. También hemos mandado el proyecto a laboratorios en festivales como el de Huelva, allá se ha hecho contacto con productoras en España y Alemania, que están interesadas en apoyar en la posproducción. Actualmente, el proyecto ha crecido tanto que su presupuesto global está tasado en unos 250 mil dólares.

AC. ¿Cuáles son tus influencias? ¿De dónde viene, por ejemplo, la idea de hacer este proyecto?

MA. Entre mis principales influencias en el cine clásico o, si se quiere, de una época dorada de Hollywood, mi director preferido es William Wyler (Nota de AC: director de cintas como La Carta), que tiene mucho del cine cómico y también cine negro policial. Me encanta ese tipo de género y a través de él he empezado a investigar y a conseguir películas de detectives, de la mafia… También me gusta mucho Alfred Hitchcock (AC: Psicosis, Los Pájaros). En cuanto a las películas clásicas de terror, a mí me gustan todas (risas), a partir de las películas de zombies −mi primer corto fue de zombies−. Me gustan George Romero (AC: La Noche de los Muertos Vivientes), Tobe Hooper (AC: La Matanza de Texas), Dario Argento (AC: Rojo Oscuro) –ese tipo de cine que es mucho más explícito pero que tiene una fotografía muy interesante−, las primeras pelis de Peter Jackson (AC: Criaturas Celestiales), que son igual freakies. Eso básicamente. Y la serie ha nacido más que todo por haber leído a Antonio Paredes Candia, que tiene historias increíbles sobre los mitos y leyendas de Bolivia.

AC. ¿Qué relatos hay en la serie?

MA. Tenemos al khari khari, que es un ser misterioso, que extrae grasa de sus víctimas. Hay historias antiguas que cuentan que los curas eran khari kharis, que sacaban grasa para elaborar velas. Está la historia del lari lari, que es una especie de puma que ataca a mujeres del altiplano y que mata a mujeres embarazadas. La gente suele poner astas de toro o kimsacharanis (chicotes) en las puertas de las casas para espantarlos. Después está la historia del anchanchu, que es una especie de vampiro andino. Tiene la forma de un viejito que va a las casas y pide ayuda; si logra entrar, te mata. Otra historia es la de los kati katis, que son cabezas voladoras, de la gente que se va sin cenar y sin tomar agua en la noche: las cabezas se desprenden de sus cuerpos y se convierten en un ser que no recuerda quién es hasta el día siguiente. Hay además una historia basada en la creencia de que los perros pueden ver fantasmas y que, si tú pones las legañas del animal en tus ojos, podrás verlos también.

Share

Posts relacionados:

  • No hay posts relacionados

Alejandra Lanza: “El arte es mi medio de expresar mi vida”

La artista se desempeña en diferentes áreas como la actuación y la música l Foto: Facebook

.

Actriz, directora de teatro, bailarina, cantante, docente, artista plástica… Es difícil definir a Alejandra Lanza, pero es ella misma quien resuelve el dilema. “Soy artista”, dice, algo que queda más que claro al observar su larga trayectoria en teatro, cine y en los más distintos escenarios, como ocurre con su proyecto personal Timpana, en el cual trabaja como compositora y vocalista.

Nacida en Tupiza (Potosí), formada en Arte Dramático en la Ciudad de México y actualmente viviendo entre Cochabamba y La Paz, Alejandra se ha movido por diferentes disciplinas artísticas, pero fue a través del cine que su rostro se ha hecho más conocido. Esto debido a su participación en películas taquilleras como American Visa y ¿Quién Mato a La Llamita Blanca?, además de proyectos independientes como Lo Más Bonito y Mis Mejores Años.

En el teatro, se ha desempeñado como actriz, como en el caso de A Los Que No Me Pueden Ver y Crudo —ambos montajes de Kíkinteatro—, y directora (Máquina Hamlet). También fue docente de la Escuela Nacional de Teatro, en Santa Cruz de la Sierra, y de la Escuela de Cine La Fábrica, en Cochabamba, la cual fue fundada por Roberto Lanza, uno de sus tres hermanos, todos ellos dedicados a las artes.

Antes de ensayar para un concierto —una de sus grandes pasiones es la música—, la multitalentosa artista concedió esta entrevista a ALDEA CULTURAL, en la cual habla de sus influencias, su incursión en tantas áreas distintas y también de su experiencia en algunas de las más importantes películas del cine boliviano reciente.

Entrevista
Alejandra Lanza l Actriz, cantante y bailarina

El arte es una industria y hay que tomarlo en serio.

Me siento supersegura, supermadura y dispuesta a enfrentanrme futuros retos actorales más fuertes.

Quisiera hacer mi película, me he fijado cuatro añitos para terminar mi guión, preproducir… y ojalá llegue a dirigirla.

Todos tenemos un artista dentro, somos seres sensibles.

ALDEA CULTURAL (AC). Tienes un proyecto personal llamado Timpana y te has presentado hace poco con Las Fábulas del Sapo. Pero aparte de la música te dedicas a la actuación, a las artes plásticas, al baile… ¿Es parte de una búsqueda personal, cómo ves tu incursión en tantas disciplinas diferentes?

ALEJANDRA LANZA (AL). Lo que pasa es que en el transcurso de mi carrera me he dado cuenta de que el arte es mi medio de expresión, entonces yo lo tengo como un aliado. Uso todo tipo de arte, me meto a hacer todo tipo de cosa, no por una cuestión de decir que sé hacerlo, sino porque simplemente lo siento, es un medio por el cual puedo expresarme y también me gusta experimentar en otras artes; porque sí, porque hay que hacerlo, si se tiene la capacidad y el talento, hay que experimentar todas las artes posibles. Yo me considero en realidad una artista más que una actriz. Estudié actuación pensando en que quería ser actriz. Durante los años de carrera me di cuenta que en realidad lo que quiero hacer es arte, este es mi medio de expresar mi vida, mis sentimientos, todo mi ser. Entonces es por eso que hago todo.

Timpana

AC. Coméntame un poco de tu infancia, si hubo algo en esta etapa que influyó para que siguieras la carrera artística o si fue después que tomaste esa decisión.

AL. Creo que definitivamente fue en mi infancia, era una gran imitadora. Mi familia se ríe mucho porque los imitaba todo el tiempo. Y en realidad hay una historia superlinda detrás de todo esto. Y es que mi papá fue un general del ejército, él le hizo un golpe de Estado a García Meza, durante su gobierno. Es algo muy particular, porque Emilio Lanza (mi papá) le hizo el golpe desde dentro del Ejército. Desde entonces él fue perseguido, incluso lo apresaron. Y lo que salvó a mi papá fue que se disfrazó de mecánico y se escapó. En el fondo mi papá era un gran artista y un gran actor, pero la milicia era su pasión, siempre ganaba los concursos de disfraces, de carnavales, se disfrazaba de waripolera, de magnífica, de árabe, de todo. Era capísimo y un gran imitador también. Creo que viene desde ahí. Yo sabía desde los 12 años que quería hacer teatro. Entonces ya son más de 20 años que me dedico a la actuación y he iniciado mi carrera artistica hace unos 10, desde que salí de la escuela en México, en el DF, donde estudié arte dramático. Empecé a desarrollar mi pasión por el cine porque mi hermano Roberto es cineasta, productor de ¿Quién Mató a La Llamita Blanca?. Artísticamente esas son mis influencias. Mi mamá tiene muy linda voz, pero es supertímida, creo que la voz la saqué de ella. Es muy curioso, porque mi papá era militar y mi mamá es bioquímica. Pero los cuatro hermanos, yo soy la última, somos todos artistas. Mi hermano mayor es diseñador de modas; la Cecilia es periodista y escritora y ahora está por hacer una película, en La Paz; Roberto estudió en Cuba y es el fundador de la Escuela de Cine La Fábrica; y luego estoy yo.

Con Miguel Valverde, en ¿Quién Mató a La Llamita Blanca?

AC. Alguna vez dijiste que Bolivia es la tierra prometida para el teatro y tú estás muy identificada con esa lucha por que los artistas sean reconocidos y promocionados y que además tengan un mercado de trabajo. ¿Qué tan lejos está Bolivia de ser una promesa y pasar a ser una realidad para el cine y el teatro?

AL. Yo pienso que estamos en pleno auge, es el momento justo en que los bolivianos tenemos que quedarnos en Bolivia. Yo tenía planes de irme a Europa desde hace tres años, y no puedo ir porque hay mucho que hacer en Bolivia. Llegué hace once años de México y Bolivia es un país que promete mucho artísticamente. Tenemos tanta diversidad cultural y la posibilidad de proponer muchas cosas. Yo creo que Bolivia está bien, incluso el Gobierno y el Ministerio de Culturas se están super rajando con la cultura, está empezando a haber reconocimiento a los artistas, las leyes, estos últimos decretos que han salido para la Ley de Artistas. Entonces este es el momento, tenemos instituciones como la Escuela Nacional de Teatro, La Fábrica, el Martadero, está superbien. Ahora falta que el país en general entienda que la cultura es parte de nosotros, de todos. Por ejemplo, Colombia es un país que tiene la ley de mecenazgo, y todas las empresas privadas, a manera de reducir sus impuestos, cuentan con un grupo de música, teatro o deporte. Entonces en Colombia debe haber cada fin de semana más de 200 presentaciones de teatro, música y danza. Es un país que consume cultura porque la produce. En Bolivia estamos en el camino y falta que involucremos a todos a hacer parte, porque todos tenemos un artista dentro, somos seres sensibles. Cuando yo pregunto a una señora que tiene su tiendita, a un heladero, “Has querido hacer arte alguna vez?”, siempre dicen “En el colegio quería hacer, siempre he querido cantar… o escribir”. Entonces falta involucrar a todos y que se deje de pensar que el arte es un hobby, ser artista es una profesión, al igual que otras. También el empresario privado tiene que entender que el arte es una industria; y hay que tomarlo en serio.

Con Juan Milan, en Lo Más Bonito y Mis Mejores Años

AC. Una de tus primeras películas fue Lo Más Bonito y Mis Mejores Años, de Martín Boulocq. Coméntame un poco sobre esta cinta, en la cual trabajaste sin un guión formal.

AL. Una de las películas más importantes en mi carrera definitivamente fue Lo Más Bonito y Mis Mejores Años, porque ha roto la estructura y la idea que yo tenía de la actuación, me encantó trabajar con Martín Boulocq. Una de las instrucciones que me ha dado fue: no actúes. Recibirla fue como un cortocircuito… Me di cuenta que en la actuación puedes trabajar desde muchos puntos de vista, puedes partir desde muchos ejes. Ha sido un gran reto, he desafiado lo que conocía de mí misma como actriz, he encontrado cosas nuevas, aparte la convivencia con los chicos, la manera cómo se ha filmado la película ha sido una cosa muy familiar, muy íntima y que me exigió improvisar, algo que me encanta. Ha sido muy rico trabajar en esa película con mis compañeros, nos ha hecho hermanos de la vida, con Roberto Guilhon (protagonista de Lo Más Bonito…) siempre nos encontramos y hemos trabajado recientemente en una película, El Olor de tu Ausencia, en la cual hago parte de la banda sonora.

Con Demián Bichir, en American Visa

AC. También actuaste en coproducciones internacionales muy grandes, como American Visa y También La Lluvia. ¿Qué diferencia notaste en esas producciones y cómo fue tu experiencia en ellas?

AL. Depende del equipo, este es el que marca la diferencia. Han sido dos experiencias maravillosas, obviamente que También La Lluvia era una película mucho más grande, no llegué a tener mucha intimidad con el equipo, porque además tuve una escena muy corta. En American Visa tuve más días de rodaje y la oportunidad de familiarizarme con el equipo. Lo rico es haber actuado con dos grandes actores. En American Visa estuve con Demián Bichir, recientemente nominado al Oscar, y en También La Lluvia con Luis Tosar, ganador del Goya. He aprendido mucho con ellos, como tácticas actorales, cuando tienes que hacer una escena súper rápida y fuerte. Han sido dos personas que me han ayudado y enseñado muchísimo y que también me han dado mucha seguridad. Siento que con estas películas he madurado mucho como actriz. Me siento supersegura, supermadura y dispuesta a enfrentanrme futuros retos actorales más fuertes, creo que estoy lista para hacer un papel grande, principal, ya soy una mujer, he empezado a  mis 22 o 23 años a trabajar en el cine nacional, son como 14 años, he adquirido experiencia, he crecido, así que ojalá pronto haya algo. Estoy esperando retos y que me reten los directores, a ver qué me proponen.

Con Luis Tosar, en También La Lluvia

AC. Actualmente, qué proyectos tienes en cine y también en otras áreas?  

AL. En cine, ojalá el próximo año se estrene una película en la que tengo un papel, se llama Norte Estrecho, de Omar Villarroel, estoy en proceso de composición de mi segundo disco de Timpana, alistando una nueva propuesta, diferente al primero. Timpana es un proyecto que se va a ir transformando y encontrando su propio lenguaje. También estoy preparando una obra de teatro en Cochabamba, vuelvo a dirigir. En cuanto a películas… quisiera hacer mi película. Yo me he fijado cuatro añitos para terminar mi guión, preproducir… y ojalá llegue a dirigirla, vamos a ver qué pasa. Por ahora es eso.

Share

Posts relacionados:

Obra de Lautaro Vilo se presenta en el Teatro El Galpón

Tres actores suben al tradicional escenario de Montevideo l Foto: Alejandro Persichetti

.
El espectáculo 15.361 es uno de los más polémicos de la temporada de teatro actual. Esta obra, del argentino Lautaro Vilo y dirigida por Alfredo Goldstein, desde su estreno ha provocado diversas reacciones causadas por las actuaciones de Pablo Robles, Federico Guerra y Mauricio Chiessa. Aunque la crítica ha sido positiva y el público ha disfrutado de su cruel humor, también ha habido los que han señalado que es un compendio de violencia y machismo.
.
La trama presenta a tres compañeros de colegio, amigos y sobre todo cómplices, que viven en un mundo de violencia, sexo e intolerancia, pero también de humor, en el cual sus relatos se entrelazan por medio del cigarrillo, ese que inspira placeres, así como también historias terribles. Los personajes van creciendo en el transcurso de 15.361, mientras lo que narran son reflejo de sus grandes y pequeñas miserias.
.
El montaje habla de los jóvenes, de la educación, del sexo y la discriminación, con un lenguaje descarnado que lleva al espectador a sentirse dentro de las historias de los tres adolescentes. Estos se manejan bajo sus propios códigos y tienen que pasar además por la etapa de crecimiento disfrutando placeres que al parecer son inocentes, pero que en la realidad no son tan triviales.
.
Lautaro Vilo es dramaturgo, director de teatro, actor, guionista, y maestro de dramaturgia. Hasta ell momento ha escrito 15 obras, entre las cuales se puede nombrar Un Acto de Comunión, 23.344 y La Gracia, entre otras. Varias de ellas han sido editadas y estrenadas en Argentina, como es el caso de Cáucaso, y en el exterior, como La Fábrica y Cosmos. Por su parte, Alfredo Goldstein ha dirigido más de sesenta espectáculos desde 1983, con trabajos como Greek, Novecento y Un Acto de Comunión. Asimismo, fue nominado al Premio Florencio Sánchez, otorgado por la Asociación de Críticos Teatrales del Uruguay.
.
El espectáculo se presenta en marzo en el Teatro El Galpón, los sábados, a las 23:00, en la Sala Cero. Esta es una obra apta solo para mayores de 18 años y las localidades se encuentran a la venta en la boletería del teatro, con un costo de $200 (para los socios Espectacular, 2×1; y Tajeta Joven y jubilados, $130).
.
Share

Posts relacionados:

  • No hay posts relacionados

Iberoamérica se prepara para la gala de los Premios Platino

Juan Carlos Arciniegas y Patricia de León presentaron algunos nominados l Foto: Difusión

.

El próximo 5 de abril, el Teatro Anayasi, en Ciudad de Panamá, será el epicentro de la gala de los Premios Platino, espacio en el que se premiará a actores, directores y músicos iberoamericanos. Este evento pretende reflejar la creación y el arduo trabajo del cine de la región, mostrando sobre todo la identidad cultural y los avances cinematográficos de estos países.

Los Premios Platino del Cine Iberoamericano son promovidos por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) y la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA), que tienen la finalidad de promocionar internacionalmente la industria del cine y sobre todo trascender fronteras. En el anuncio de su realización, los organizadores señalan: “Ha llegado la hora de reconocer, celebrar y rendir homenaje a todas las personas que hacen posible que nuestro cine, nuestra cultura, nuestras tradiciones y costumbres sigan vivas y formen parte de nuestras vidas”.

Entre los nominados a la mejor película de ficción se encuentra Gloria, cinta chilena y española, que trata de una mujer (interpretada por Paulina García) de 58 años que procura llenar los vacíos de su vida, por lo que en las noches busca el amor en bailes para adultos separados. Así, se llena de relaciones sin sentido, hasta que conoce a Rodolfo, un hombre de 65 recién divorciado, con el que vive una historia intensa a la cual se entrega por completo, sin importarle el triste desenlace que pueda ocurrir.

Heli, coproducción mayoritariamente mexicana dirigida por Amat Escalante, también se encuentra nominada en la categoría de mejor ficción, junto a la cinta española Vivir es Fácil con Los Ojos Cerrados, de David Trueba. Otras películas que compiten son La Jaula de Oro, de Diego Quemada-Díez, Wakolda – El Médico Alemán, de la bonaerense Lucía Puenzo, la francoespañola Las Brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia, y Roa, film argentino-colombiano de Andi Baiz que cuenta con la actuación de Mauricio Puentes y Catalina Sandino Moreno para mostrar los días previos al ‘Bogotazo’.

En la categoría mejor director están en concurso Sebastián Lelio, por Gloria, Amat Escalante, por Heli, y Lucía Puenzo, por Wakolda – El Médico Alemán. Completa la lista David Trueba, con Vivir es Fácil con Los Ojos Cerrados, que muestra a un John Lennon que atraviesa una crisis existencial y termina definitivamente con su vínculo con los Beatles, para incursionar en la actuación. En su viaje se encuentra con varios personajes que le cuentan sus historias, de manera que él se convierte para ellos en un símbolo de libertad..

A su vez, en el apartado de interpretaciones masculinas se encuentran nominados Antonio de la Torre, con Caníbal, Victor Prada, por la cinta peruana El Limpiador, Eugenio Derbez, por No Se Aceptan Devoluciones, el argentino Ricardo Darín, por Tesis de un Homicidio, y Javier Cámara, por Vivir es Fácil con Los Ojos Cerrados. En la categoría de mejor actriz, Natalia Bogaert (¿Quién Manda?), Paulina García (Gloria), Mariana Álvarez (La Herida), Karen Martínez (La Jaula de Oro), Laura de la Uz (La Película de Ana) y Natalia Oreiro (Wakolda – El Médico Alemán) disputan el premio.
.
Las películas de animación también tienen su apartado. Son parte de la competencia la uruguaya Anina, que cuenta la historia de una niña de 10 años llamada Anina Yatay Salas, nombre que forma un palíndromo, lo cual provoca las burlas de algunos de sus compañeros de escuela. El Secreto del Medallón de Jade (México), Metegol (Argentina/España) y Uma História de Amor E Fúria (Brasil) también están en concurso, así como la española Justin y la Espada de Valor, que conduce al espectacdor a un mundo mágico medieval.
.
Todas las películas nominadas, que también compiten en categorías como mejor documental y mejor guión, muestran las realidades por las que atraviesa Iberoamérica, siendo así una radiografía de los problemas y sueños de la región. La gala, que se llevará a cabo en poco menos de tres semanas, será trasmitida por televisión para que todo el continente pueda conocer lo más destacado de la producción local.
Más Premios Platino: Sitio web l Facebook l Twitter l YouTube l Instagram
.
Share

Posts relacionados:

Convocan a muestra internacional de cine indígena en Venezuela

Pueden participar realizadores indígenas y no indígenas l Foto referencial: Instituto Catitu

.

La Fundación Audiovisual Indígena Wayaakua convoca a realizadores de cine de todo el mundo a participar de la II Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela, que en la edición de este año se denominará Sabino Romero Vive. El evento se desarrollará del 15 al 19 de mayo de 2014 en el país sudamericano.

Durante la muestra, las obras se presentarán en espacios no tradicionales, como son los pueblos y comunidades indígenas, así como también en universidades. El encuentro es organizado por  la Fundación Wayaakua y es posible gracias al empuje de diferentes colectivos de comunicación y al apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y de la Fundación Cinemateca Nacional (FCN), adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

Los cineastas deben enfocar sus cintas en la promoción de quiénes son los hombres y mujeres indígenas, sus espacios en las comunidades, costumbres, su cosmovisión, la pachasofía, retos y entendimientos interculturales y el intercambio de experiencias que fortalezcan el avance de los derechos de los pueblos milenarios. El menú de temas es amplio, ya que los realizadores podrán centrarse en la prevención de las culturas, territorio, espiritualidad, memoria histórica, arte, derechos, conflictos bélicos o el impacto generado por la megaminería y el extractivismo.

El plazo de presentación de las cintas para los artistas interesados en participar de esta segunda versión del encuentro es el 11 de abril de 2014. Las producciones que sean habladas en idioma indígena deberán contar con los respectivos subtítulos en castellano. Para mayor información, es posible revisar las bases y requisitos del evento cinematográfico.

Share

Posts relacionados:

  • No hay posts relacionados

En homenaje a Vinicius de Moraes, se busca una rosa en escena

José Luis Ardissone encarna al mítico poeta y compositor l Arte: Arlequín

.

El Arlequín Teatro de Paraguay presenta por segunda semana consecutiva la obra Se Busca Una Rosa, de Vinicius de Moraes, que estará en escena hasta este 23, con funciones de jueves a domingos a las 20:00 y entrada libre, en el Teatro Tom Jobim, de la Embajada de Brasil. La presentación se realiza en conmemoración por el centenario de nacimiento del poeta carioca.

La obra es un complemento entre la música, la poesía y el teatro, en que el propio poeta recuerda en la mesa de un bar los momentos cumbre de su vida creativa. Y es en aquel espacio donde se le presenta la oportunidad de escribir una pieza, marcada por los tintes policiales y que narra la historia de Rosa, una joven que desaparece entre el gentío en una estación de tren; el montaje está lleno de la poética tan característica de su autor.

En la puesta en escena se cuenta con la participación especial de Diana Barboza, mientras la dirección es de Pablo Ardissone. El elenco cuenta con artistas de la talla de José Luis Ardissone, quien interpreta a Vinicius, Wilfrido Acosta, Matías Martínez, Ariel Galeano, Lara Barrero, Arturo Arellano, Lucio Rojas, Justin Olmedo, Alberto Guerrero, Gía Ramos, Letizia Torres, Verónica Ayala, Laura Amarilla, Alba Cristaldo y Magalí González.

No es la primera vez que el Arlequín Teatro lleva a las tablas un montaje inspirado en temas brasileños, ya que el director de la compañía vivió en Río de Janeiro a principios de los años 60, como contó en una entrevista para ALDEA CULTURAL. “Viví el nacimiento de la bossa nova, escuché y vi tocar en una misma noche a Tom Jobim, Vinicius de Moraes, Nara Leão y João Gilberto”, comentó el artista paraguayo.

Share

Posts relacionados:

Desafían a recrear una película en versión de 60 segundos

Indira Suleimenova fue la premiada en 2012 con su versión de Black Swan l Foto: Empire

.

¿Ya te imaginaste elegir una película de tu preferencia y crear tu propia versión de ella, pero de esta vez como un cortometraje de 60 segundos? Este es el desafío propuesto por el concurso Done in 60 Seconds, organizado por el whisky irlandés Jameson y por la revista británica de cine Empire. Los mejores cortos serán premiados con un viaje a Londres y sus realizadores tendrán la oportunidad de conocer varios actores y directores renombrados internacionalmente.

La meta es sencilla: recrear una película en versión reducida con una cámara o teléfono celular, pudiendo usar también recursos como la animación. En 2013, por ejemplo, los finalistas fueron Argo, de Mark Hampton, Red H / Memento, de Andrey Dzhunkovskiy, Fear and Loathing in Las Vegas, de Olga Goldfarb, y Twilight, de Sergey Litovchenko, además de Blade Runner, de Philip Askins, que se quedó con el premio.

En esta edición, el plazo para enviar la cinta es 20 de febrero. Después de esa fecha, los mejores trabajos serán elegidos y harán parte de la final en Londres, quedando al ganador el honor de recibir el premio de algún gran profesional de la industria. Si estás dispuesto a participar, ingresa al sitio de Done in 60 Seconds para obtener más informaciones, donde podrás también echar un vistazo a los finalistas del año passado.

Share

Posts relacionados:

  • No hay posts relacionados